No es de sorprender que esta pandemia haya puesto en jaque a todas las organizaciones del mundo. Sean grandes o pequeñas, las empresas están sufriendo los efectos del confinamiento. ¿Cómo revertir el impacto y e impulsar el dinamismo de la compañía?

De acuerdo con un estudio reciente de KPMG titulado “Global CEO Outlook”, los directivos de las empresas a nivel mundial, están aprovechando este momento para mejorar las relaciones con sus equipos de trabajo al mismo tiempo que encontrando un beneficio para la sociedad.

Esta investigación, que de acuerdo con la consultora proporciona la perspectiva de 1,300 CEOs en todo el mundo acerca de los problemas sociales y el crecimiento económico durante los siguientes tres años, dio seguimiento puntual con 315 de ellos (durante julio y agosto) para entender cómo ha evolucionado su pensamiento frente a la crisis.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Cabe destacar que los encuestados pertenecen a empresas con ingresos anuales de más de 500 millones de dólares (mdd) y una tercera parte de las empresas encuestadas tienen más 10,000 mdd de ingresos anuales.

Entre los hallazgos más importantes de este informe se encuentran los siguientes:

  1. Riesgo: a principios de año, los CEOs mencionaban que este tópico relacionado con el talento ocupaba el puesto 12. Actualmente, se ha convertido en el principal factor de riesgo, seguido de temas de cadena de suministro y temas ambientales. No obstante para Centroamérica, el puesto número está ocupado por la ciberseguridad.
  2. Empresas centradas en encontrar un propósito: La pandemia ha venido a sacudir la razón de ser de las empresas y su trascendencia con la sociedad. En este rubro, el 90% de los CEOs de la región Centroamericana siente una “conexión emocional más fuerte” con el propósito de la empresa una vez iniciada esta crisis.
  • Transformación digital: Frente a esta nueva realidad, los directores generales han tenido que acelerar la transformación digital, y en consecuencia, invertir en la adopción de nuevas tecnologías (90% en Centroamérica).

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Si partimos de esta premisa, podemos asegurar que las empresas, no importando su tamaño o giro, podrán enfrentar los retos que se les presenten, ya que su principal activo (el talento humano) estará motivado, acompañado y soportado con los recursos y estrategias que les permita alcanzar los objetivos durante el proceso.

*El autor es periodista de negocios Latam y consultor en reputación empresarial.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.