EFE.- Familiares de los opositores que se encuentran detenidos en el marco de la crisis que vive Nicaragua desde abril de 2018 hallaron este martes las puertas cerradas de las cárceles, pese a que en la víspera el presidente del país, Daniel Ortega, los invitó a visitar a sus parientes presos para que verificaran que no son víctimas de torturas.

Las madres de algunos de los denominados “presos políticos” acudieron a la cárcel “La Modelo”, ubicada 23 kilómetros al noreste de Managua, confiando en la palabra de Ortega, quien en la víspera tildó de “inventos” las denuncias de torturas en prisión y aseguró que “las puertas del Sistema Penitenciario Nacional están abiertas” para los familiares, pero encontraron que no era cierto.

“¡Qué cumpla lo que dijo!”, demandó la madre del “preso político” José Santos Sánchez, Petrona Rodríguez, en referencia al anuncio de Ortega anoche durante el acto del 41 aniversario del Ministerio de Gobernación, en la que participaron autoridades del Sistema Penitenciario Nacional.

La señora dijo a periodistas que tiene “más de un mes” de no ver a su hijo porque las autoridades carcelarias se lo impiden, aunque Ortega diga lo contrario en público.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Eso dice él, pero no lo he visto (a mi hijo) y hasta que lo vea puedo decir” que es verdad, agregó.

Los familiares intentaron ingresar a “La Modelo”, sede principal del Sistema Penitenciario Nacional, acompañados de abogados de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), a quienes también se les impidió el acceso.

“La Ley Penitenciaria establece que las ONG y de derechos humanos tenemos acceso a las instalaciones (…). Desde hace mucho tiempo hemos querido tener ese acceso, hacer una inspección in situ y verificar las condiciones de salud, y si se han llevado a cabo prácticas de torturas, tratos crueles o degradante, pero se nos ha impedido hasta el día de hoy”, explicó la abogada de la CPDH María Oviedo.

RECHAZAN MANIPULACIÓN DE ORTEGA

Por su parte, la Organización Víctimas de Abril (OVA) rechazó lo que calificó de “manipulación” y “mentira” de Ortega.

“Repudiamos la manipulación y la mentira del presidente” Ortega, dijo a Efe Grethel Gómez, integrante de OVA, que alistan una respuesta a las palabras que Ortega dirigió a hacia la opinión pública.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Ortega tildó este lunes de “inventos” que se estén torturando a los opositores en prisión y los acusó de inventar historias “para crear una imagen negativa de Nicaragua ante los organismos internacionales manejados por los yanquis (EE.UU), como la OEA, o buscar como hacer opinión en algunos países de la Unión Europea que fácilmente se prestan a ser también parte de la política intervencionista que ordenan los yanquis”.

Los organismos humanitarios han advertido de un patrón de negación del Gobierno de Ortega, tanto de muertes, detenidos o de las denuncias de torturas en la prisión, en el marco de la crisis.

Según las organizaciones aglutinadas en el Mecanismo de Reconocimiento de Personas Presas Políticas, miles de opositores han pasado por las cárceles de Nicaragua desde el estallido social contra Ortega en abril de 2018, de las cuales 113 permanecen encerradas.

Nicaragua sufre una grave crisis social y política que ha causado 328 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 684 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 200 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La crisis de Nicaragua es un tema previsto a ser tocado en la 50 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), entre hoy y mañana.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado