EFE.- El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) proyecta ampliar su capital disponible para préstamos de 12.000 a 20.000 millones de dólares (mdd) para hacer frente a la necesidad de recursos en América Latina y el Caribe, estimada en 25.000 mdd anuales, dijo este martes su presidente, Mauricio Claver-Carone.

“Esta semana hemos presentado la nota de concepto a la Junta Directiva para un aumento de capital. Todos entendemos y sabemos las grandes necesidades que existen en la región para el financiamiento”, afirmó el funcionario en una entrevista con Efe.

Claver-Carone indicó que han calculado en alrededor de 25.000 mdd al año la necesidad de financiamiento en la región.

El estadounidense, quien el pasado 1 de octubre asumió las riendas de esa institución, detalló que el monto de préstamos concedidos por el BID asciende en la actualidad a unos 12.000 mdd.

“Pensamos que debemos estar como en los 20.000 millones para poder verdaderamente cumplir con las necesidades de la región”, agregó.

Te recomendamos: Deuda externa de Nicaragua es de 11,661 mdd, 93.1 % del PIB

El socio prioritario de la región

Sin embargo, aclaró que la decisión sobre una capitalización será producto de una negociación en el seno de la Junta Directiva del organismo y de lo que acuerden sus gobernadores en la asamblea de marzo próximo en la ciudad colombiana de Barranquilla.

En todo caso, defendió que el BID “es el socio prioritario de la región”. 

“No hay ningún otro prestamista soberano a quien la región prefiera que el BID, pero para poder atender esa necesidad de financiamiento obviamente tenemos que ser financieramente relevantes y tener el capital para poder proveerlo, particularmente cuando otros prestamistas soberanos también han bajado bastante agresivamente (el monto destinado a los préstamos) en la región”, sentenció. 

El nuevo presidente del BID, el primer estadounidense en los 61 años de historia de la entidad, apuntó, por ejemplo, que el China el Development Bank y el Exim Bank of China solamente prestaron 1.000 millones de dólares a la región en 2019 frente a los 35.000 millones que desembolsaron en el 2010.  

“Nosotros el BID, como el banco de Latinoamérica, como el banco donde la mayoría de los accionistas son latinoamericanos, queremos ser los que llenamos ese vacío y no la China ni ningún otro prestamista soberano”, puntualizó.

Te recomendamos: Dividir Google, opción de EU en su demanda antimonopolio