Por Juan Manuel Barrero

Las startups que tienen algún porcentaje de venta fuera de su país de origen están en la búsqueda de maximizar sus ganancias y Estados Unidos es uno de los países más elegidos por su seguridad jurídica, su sistema bancario y por contar con múltiples beneficios impositivos. Gran parte de las startups latinoamericanas buscan este destino con el objetivo de armar una estructura que permita ser más atractiva y sencilla para recibir capital de un inversor o venture capital. Tanto los Estados de Wyoming como Delaware se encuentran entre las opciones más populares y ventajosas para la para radicar una empresa y aunque las diferencias son sutiles entre uno y otro, vale la pena tomarse el tiempo de análisis.

Delaware Corporations

Esta jurisdicción tiene como una de sus ventajas principales un cuerpo de jurisprudencia para corporaciones que cubre una amplia gama de asuntos relacionados con accionistas, administración, fusiones y adquisiciones, etc razón por la cual muchas compañías Fortune 500 lo han elegido como destino.

Las leyes de Delaware también tienden a favorecer la administración en las disputas de accionistas, su Tribunal de Cancillería se centra únicamente en el derecho comercial y las disputas las deciden jueces con experiencia en asuntos comerciales, en lugar de jurados.

Pero hay otros factores que inciden en la decisión sobre dónde radicar una empresa, por ejemplo la estructura del negocio y los objetivos a largo plazo. Por ejemplo, si el objetivo comercial es hacer pública a la empresa y convertirla en una Fortune 500, Delaware puede ser una opción adecuada. Sin embargo, si los objetivos no son tan ambiciosos, entonces se deben considerar los requisitos de Delaware como el impuesto sobre la renta corporativo y el impuesto a las franquicias además de los requisitos de divulgación y presentación de informes.

Wyoming Corporations

Wyoming es un destino atractivo para las pequeñas empresas. Si bien hay puntos en común con Delaware, Wyoming presenta algunas particularidades:

Puntos en común entre Wyoming y Delaware

  • No gravan las acciones corporativas
  • No ofrecer impuestos sobre la renta corporativos estatales
  • No gravan con impuestos a las franquicias.
  • Permiten la formación de corporaciones unipersonales
  • No tiene requisitos para listar miembros o revelar información de accionistas al Estado.

Las ventajas de Wyoming van más allá, sobre todo en cuestiones de privacidad porque no recopila ninguna información de impuestos corporativos para compartir con el Internal Revenue Service (IRS).

En comparación con Delaware y también respecto de muchos otros estados, Wyoming ofrece una tarifa anual mínima; además de ofrecer la opción de continuidad, que permite el traslado de una corporación existente al estado de Wyoming.

WY vs DE: ¿Entonces qué me conviene? 

Tanto Delaware como Wyoming ofrecen varios beneficios para las startups que se constituyen en sus estados. Generalmente, Delaware tiende a atraer corporaciones más grandes que pueden beneficiarse de su sistema legal bien desarrollado y del Tribunal de Cancillería; mientras que Wyoming, ofrece beneficios a las empresas privadas más pequeñas, como una mayor privacidad y menos impuestos aplicables. Sopesar estas ofertas con las necesidades y los objetivos a largo plazo ayuda a  determinar qué estado ofrece el mejor futuro.

*Es Socio de Barrero & Larroude

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.