EFE.- La decisión de las autoridades culturales guna de Panamá de prohibir en su comarca el uso de la mascarilla en plena pandemia, generó el rechazo del poder político autónomo de ese territorio y el alerta del Gobierno del país de que las medidas sanitarias contra la Covid no tienen nada que ver con la cultura. 

Con cerca de 50.000 habitantes la comarca Guna Yala, muy turística por sus paradisíacas islas situadas en el Caribe panameño, es la segunda más poblada de las cinco que tiene el país, y acumula 942 casos confirmados y 36 muertes por la Covid-19, según datos oficiales facilitados este lunes a Efe. 

Panamá, que intenta una “nueva normalidad” con casi todo el comercio no esencial reabierto, registra 129.200 contagios confirmados y 2.633 muertos por la covid-19 desde el pasado 9 de marzo. 

La comarca Guna Yala tiene dos congresos, el General Guna, con poderes administrativos, y el General de la Cultura, que tomó este fin de semana la polémica decisión con el argumento de que defiende la tradición de la etnia. 

Prohibir el uso de las mascarillas, suprimir las comités de salud comunitarios covid-19, levantar las cuarentenas, hacer prevalecer la medicina tradicional y abrir las casas de los congresos locales o lugares de reunión, son las decisiones plasmadas en un comunicado por el Congreso General de la Cultura. 

Controversia y rechazo

“El Congreso de la Cultura emitió la resolución donde prohíbe el uso de la mascarilla, pero es un órgano netamente cultural y no debió hacer eso. Pero hay que respetarles”, declaró este lunes a Efe el cacique del Congreso General, Rengifo Navas. 

El cacique explicó que en el Congreso General se está “analizando” la resolución”, aunque dejó claro que, según el ordenamiento de la comarca, cada comunidad de la misma tiene la potestad de decidir si aplicar la norma o no. 

Te recomendamos: Se extiende hasta junio de 2021 la moratoria bancaria en Panamá por Covid

La Asociación de Educadores de Guna Yala rechazó la decisión del congreso cultural con el argumento de que “carece de legitimidad y sentido común”, y se preguntó cómo era posible “que un minúsculo grupo decida sobre la seguridad y salud de más de 48.000 personas”. 

Repunte de casos de Covid-19 en la comarca 

La directora regional de salud de la comarca Guna Yala, Wagayoguna Díaz, expresó a Efe la “decepción” de las autoridades sanitarias por el comportamiento del congreso tradicional, precisamente cuando “ya está empezando un rebrote (dentro del territorio), hay comunidades que antes no tenían casos de covid-19”. 

Guna Yala acumula 942 casos de la covid-19, 40 de ellos están activos ahora, y 36 fallecimientos, precisó Díaz. 

Dentro de la comarca hay comunidades que han venido rechazando el uso de la mascarilla y otras que están conscientes de su necesidad lo que ha generado “fricciones” entre ellas, explicó. 

Incluso en “las comunidad más radicales” no se permite la intervención de los médicos del Ministerio de Salud pese a que “ya hay casos de insuficiencia respiratoria”, relató. 

El Congreso General Guna ya ha impuesto sanciones a comunidades que se negaban a acatar las resoluciones oficiales para la prevención de la covid-19, informó este lunes el rotativo Mi Diario, que alertó de un posible golpe al turismo de la comarca por la controversia.

Te recomendamos: Panamá va un paso por delante en la respuesta al coronavirus