Por Uriel Naum Ávila

La inversión en la industria de data centers se ha mantenido fuerte en Latinoamérica en los últimos años, en gran parte, debido a la oportuna respuesta ante el aumento del consumo digital. Sin embargo, todo indica que habrá un boom en este sector tecnológico a partir de que cada vez más empresas buscan subirse en la era digital para sobrevivir a la pandemia Covid-19.

A pesar de la reciente incertidumbre financiera, política y social que se vive, este sector tecnológico registra cifras de crecimiento más altas que las presentes en el rubro económico de algunos países latinoamericanos, ya que, en la actualidad, todo el mundo depende cada vez más de los datos, la potencia informática y la conectividad.

Debido a esta tendencia, importantes empresas tecnológicas han comenzado su expansión en América Latina, buscando satisfacer las demandas actuales y futuras de un mercado necesitado de nuevos modelos de negocios y de proyectos estratégicos, respaldados por una actualización tecnológica continua, hablamos de jugadores como ABB o un Schneider Electric, por ejemplo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Retos regionales

Sin embargo, la industria de los centros de datos aún tiene mucho camino por recorrer, por lo menos hasta que alcance los niveles de regiones con infraestructura de Tecnologías de la Información (TI) más maduras, como Estados Unidos o Europa.

Es bajo este contexto que jugadores como  la multinacional suiza ABB confía en que sus soluciones de centro de datos y sistemas integrados están diseñadas para para responder a la creciente demanda de datos, con  tecnologías para la nube, alojamiento y telecomunicaciones. Hoy, en Latinoamérica, esta compañía opera en Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

Schneider Electric, otro proveedor del que hablábamos antes, también busca crecer su infraestructura física para centros de datos y su ciclo de vida, con sistemas de redes, servicios en la nube e infraestructura física disponibles para que puedan adaptarse con rapidez y admitir las futuras demandas impulsadas por el Internet de las Cosas (IoT).

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

También en el mercado de América Latina se encuentran herramientas que incrementan la productividad y competitividad empresarial, sin necesidad de invertir en infraestructura. Tal es el caso de Telmex-Triara, que ofrece servicios integrales de nube que colaboran en la continuidad operativa, proporcionando infraestructura, conectividad, almacenamiento, servicios administrados de TI y gestión de sus aplicaciones.

El posible crecimiento de esta industria requerirá capital humano especializado en la región, sobre todo porque, más allá de Covid-19, Internet de las Cosas y las Ciudades Inteligentes están a la vuelta de la esquina.

*El autor es periodista de negocios de Latam y consultor en comunicación empresarial.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.