El gobierno costarricense lanzó una serie de medidas para contrarrestar el impacto del COVID-19 mediante el Modelo de Gestión Compartida “Costa Rica trabaja y se cuida”, entre las que destacan los lineamientos para la apertura de espacios públicos al aire libre con fines recreativos y de actividad física dirigidos a municipalidades, asociaciones de desarrollo y comités cantonales de deportes y recreación.

Los espacios públicos en Costa Rica que podrán ser habilitados para su apertura son los parques recreativos, parques urbanos (como los parques centrales de los cantones), parques bio-saludables y de calistenia (conocidos como gimnasios al aire libre).

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En cambio, no se habilitan los parques infantiles o áreas de juego infantiles (playgrounds), parques para mascotas y espacios para la práctica deportiva, aunque sean espacios públicos al aire libre. Cuando se estabilice la condición epidemiológica del país, se valorará la apertura de estos espacios, debido al riesgo que representan.

Asimismo, estos lineamientos en Costa Rica no incluyen deportes de contacto o actividades donde no se pueda garantizar el distanciamiento de 1.8 metros o las burbujas sociales. Aunque sí se permitirá la permanencia en esas áreas para descansar o jugar, siempre y cuando se respeten estas condiciones.

Leer: Avianca se alista para reiniciar su operación desde y hacia Costa Rica

Irene Campos Gómez, Ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH) de Costa Rica, indicó que la decisión de emitir el lineamiento se toma como alternativa para mitigar los efectos que la pandemia ha generado en la salud física y mental de las personas.

“El uso de estos espacios incluirá el tránsito, ejercicio y recreación. Siempre que se respeten las burbujas sociales, se pueden usar las áreas verdes y el mobiliario urbano como las bancas, pero se debe mantener un distanciamiento social mínimo de 1.8 metros con personas de otras burbujas”, añadió la Ministra Irene Campos.

Por su parte, Marcela Guerrero Campos, Presidenta Ejecutiva del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), destacó que “este es un lineamiento de carácter general que habilita las condiciones graduales para que las personas que administran espacios públicos puedan tomar la decisión de abrir o no. Esta apertura gradual no es una orden para abrir los espacios, ni tampoco es un mensaje para que se abran de forma inmediata”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado