EFE.- Los jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom) crearon un grupo de trabajo que presentará una política común turística para ayudar a reconstruir dicho sector, uno de los principales en la mayoría de países miembros, y que ha se ha visto severamente castigada por la pandemia.

Con dicha propuesta, para la cual el grupo de trabajo deberá presentar un esbozo de plan para fin de año, se puso fin a la 41 reunión de los responsables de Gobierno de la Caricom que, debido a la pandemia, se celebró de forma telemática.

Se espera que el próximo encuentro, la reunión interministerial, tenga lugar el 23 y 24 de febrero en Trinidad y Tobago.

En un comunicado conjunto indicaron que la pandemia ha tenido efectos sobre el turismo “nunca vistos” y que a ellos se debe unir los efectos de los huracanes de 2017 y 2019, de los que países como Bahamas aún se están recuperando.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Apoyo a guyana y Belice

En referencia al conflicto entre Venezuela y Guyana por el territorio del Esequibo reiteraron su total apoyo a este proceso judicial que, dijeron, “tiene como objetivo poner un fin pacífico y definitivo a la prolongada controversia entre Guyana y Venezuela”.

“Los jefes de Gobierno reiteraron además su apoyo firme e inquebrantable al mantenimiento y preservación de la soberanía y la integridad territorial de Guyana”, indica el documento que ha puesto fin a la reunión.

Los líderes caribeños señalaron el compromiso de ambos países y la Organización de los Estados Americanos (OEA) de participar en el diseño y desarrollo de un mecanismo de cooperación para el río Sarstoon sigue pendiente, y exhortaron a ambos países y a la OEA a revitalizar sus esfuerzos con este fin.

También expresaron su apoyo al papel de la OEA en el proceso de resolución de la disputa que surge de los reclamos de Guatemala sobre Belice.

Los jefes de Gobierno volvieron a hacer hincapié en su firme apoyo a la soberanía, la integridad territorial y la seguridad de Belice.

Por otro lado, reconocieron el “relativo éxito de la Comunidad en su lucha contra los desafíos polifacéticos de la pandemia de Covid-19 que atribuyeron a la aplicación de la cooperación funcional, uno de los principios básicos de la integración regional y que fue adoptado por el brote del nuevo coronavirus”.

Los gobernantes también reconocieron que, a falta de una vacuna el virus seguirá siendo una grave amenaza para la salud pública, la seguridad y la economía en la zona, y se debe seguir adoptando un enfoque regional para gestionar estas amenazas en curso.

Equilibrio entre enfermedad y reapertura

En ese sentido, reconocieron además que la reapertura y la recuperación requieren un cuidadoso equilibrio entre la reducción de las medidas restrictivas y la garantía de acciones adecuadas para reducir la importación y la propagación de nuevos casos.

Los mandatarios señalaron que las perspectivas económicas para el Caribe habían empeorado y recordaron un informe del Fondo Monetario Internacional que asegura que el Caribe es el más afectado a nivel mundial por esta pandemia, dado que es la región más dependiente del turismo y los viajes en el mundo. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado