EFE.- Wall Street abrió en verde este martes y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subía un 1.89% por las expectativas de que el día de las elecciones presidenciales en Estados Unidos desemboque en un claro ganador, frente a un resultado disputado.

Media hora después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumaba 507,98 puntos, hasta 27.433,03 unidades, impulsado por grandes cotizadas como Goldman Sachs (3,58 %), Walgreens (3,34 %), JPMorgan (3,18 %) o Unitedhealth (3,02 %).

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El selectivo S&P 500 avanzaba un 1,54 % o 50,95 puntos, hasta 3.361,19 unidades; y el índice compuesto Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, progresaba un 1,23 % o 135,15 puntos, hasta los 11.092,76 enteros.

Por sectores, destacaban los avances del financiero (2,49 %), el industrial (2,03 %), el sanitario (1,88 %) y de los bienes esenciales (1,62 %).

El parqué neoyorquino reacciona hoy a unos comicios históricos de los que dependerá el futuro de la economía y en los que las encuestas dan ventaja al candidato demócrata Joe Biden sobre el actual mandatario Donald Trump, con casi 100 millones de votos emitidos por anticipado, aunque siempre hay espacio para sorpresas.

Wall Street también está atento a las elecciones al Senado por si tiene lugar esa “marea azul” en la que arrasen los legisladores demócratas, lo que podría contribuir a su control del Congreso y facilitar la aprobación del paquete de estímulo fiscal que lleva semanas bloqueado.

 “Si nos despertamos mañana y no hay un claro ganador, eso no debería sorprender al mercado. Pero a mitad de la semana que viene, y con casos judiciales y recuentos, ese sería el peor escenario”, dijo al canal CNBC el analista Art Hogan, de la firma National Securities.

Por su parte, en analista Craig Erlam, de la firma Oanda, indicó en una nota que las elecciones son solo “uno de los eventos de mayor riesgo esta semana”, ya que se suma el papel de bancos centrales como la reserva Federal “en las últimas semanas del año”.

“Y el informe de empleo del viernes casi está fuera del radar, por no mencionar la covid-19, que está forzando a Europa a volver a los confinamientos y al borde de una segunda recesión. La carrera para salvar la Navidad está en marcha”, añadió.

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 38,22 dólares el barril; el oro ascendía a 1.904,20 dólares la onza; el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años repuntaba al 0,882 % y el dólar se debilitaba frente al euro, con un cambio de 1,1716.