EFE.- Costa Rica registró un 22% de desempleo en el tercer trimestre del año, para un aumento de 10.6 puntos en comparación con el mismo período del año anterior, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). 

La Encuesta Continua de Empleo del INEC reveló que en los meses de julio, agosto y septiembre el desempleo llegó al 22 %, lo que significa que 242.100 personas se sumaron a esta condición, en el contexto de la pandemia de Covid 19. 

En total 520.000 personas se encuentran desempleadas: 250.000 hombres (17.4 %) y y 270.000 mujeres (29 %) lo que representó un incremento estadísticamente significativo de 8.8 puntos porcentuales y de 13.6 puntos porcentuales respectivamente.

“Entre las condiciones que revelaron las personas que quedaron sin empleo destaca primordialmente que fue a causa del cierre de negocios por ausencia de clientes por la finalización de trabajos ocasionales o término de contratos por reestructuración interna, y por la emergencia sanitaria que enfrenta el país no consiguen trabajo”, destaca el INEC en su informe. 

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Por su parte, la tasa de desempleo urbana fue de 22.8 %, con variación interanual de 11.4 puntos porcentuales y en zona rural fue de 19.5 %, para un aumento de 8.2 puntos porcentuales, con respecto al mismo trimestre del periodo anterior.

Datos de las autoridades indican que los grupos de edad en su mayoría están entre 35 y 44 años. Además, el aumento de los desempleados se presentó en todos los niveles educativos, especialmente en personas que tienen secundaria incompleta o menos (66.9 %).

Entre otras cifras, la fuerza de trabajo nacional se sitúa en 2.37 millones de personas con una disminución de 74.000, cifra estadísticamente significativa.

Efectos de Covid-19 

El 43.1 % de las personas en la fuerza de trabajo (1.02 millones) tuvo alguna incidencia laboral por el efecto de Covid-19. De estas personas, el 58.9 % son hombres y 41.1% mujeres. 

El 28.4 % del total de ocupados a nivel nacional tuvo una reducción de salario o de ingresos asociados a la suspensión o disminución de jornadas o bien tuvo que suspender la actividad propia o negocio durante la pandemia. De estos ocupados, el 68.7 % son hombres y 31.3 % son mujeres.

Otros datos del informe indican que el 95.2 % de los desempleados presentan alguna incidencia laboral por la pandemia.

De esas personas, el 72.3 % dijo  que no consigue actualmente trabajo debido a la covid-19 y el 22.9 % manifestó que lo despidieron, estaba suspendido sin garantía de reintegrarse a su trabajo anterior, o bien cerró su negocio o actividad debido a la pandemia.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado