EFE.- La organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció este viernes en Tegucigalpa que da asistencia humanitaria a personas afectadas por la depresión tropical Eta, fenómeno que el jueves salió del país dejando una veintena de muertos.

El equipo de MSF trabaja en coordinación con entidades locales de respuesta a emergencia y albergues y ha donado medicamentos al Gobierno, señaló la institución internacional.

“Hemos realizado donaciones de medicamentos a la Secretaría de Salud municipal y desplegado un equipo para entregar kits básicos y evaluar la situación en los albergues del municipio de Choloma”, dijo el coordinador de proyectos del MSF en esa localidad del norte del país, Juan Carlos Arteaga, según un comunicado de la organización.

Además, ha puesto a disposición de Honduras un equipo de atención “psicológica remota para las personas que necesiten del servicio, así como equipos de respuesta médica en caso de necesitarse”. 

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La organización internacional mantiene los servicios de atención de emergencia y partos en la Clínica Materno Infantil de Choloma, uno de los municipios más afectados por las lluvias causadas por la depresión tropical Eta.

También donó, además de los medicamentos, equipo de protección y prevención de la pandemia de Covid-19, como mascarillas y gel antibacterial, así como elementos de primera necesidad destinados a las familias refugiadas en albergues.

Médicos Sin Fronteras mantiene su servicio de ambulancia

Médicos Sin Fronteras indicó además que mantiene su servicio de ambulancia de emergencias para trasladar a pacientes a diferentes centros hospitalarios. 

“Continuamos evaluando la situación y mantenemos comunicación constante con las autoridades correspondientes para seguir definiendo necesidades urgentes que ha causado esta emergencia”, subrayó Arteaga.

Hasta ahora, MSF ha apoyado a alrededor de mil personas en Choloma, y aseguró que “seguirá de cerca” la emergencia que vive Honduras, con el fin de, si es necesario, aumentar la respuesta con servicios médicos, psicológicos y el suministro de artículos de primera necesidad.

Eta, que ingresó el miércoles a Honduras precedente de Nicaragua como depresión tropical, ha dejado una veintena de víctimas mortales en todo el país, inundaciones en cultivos, carreteras cortadas, puentes destruidos y derrumbes de tierra y rocas, entre otros daños.

Según cifras de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Eta afectó a alrededor de 1.4 millones de personas, dejó más de 1.500 están albergadas y al menos 63 comunidades incomunicadas, mientras que centenares de damnificados siguen esperando ser rescatados en varias regiones del departamento de Cortés, en el norte del país, el más afectado. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado