La actividad económica del país, calculada por medio del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), reflejó, en su serie original, una contracción acumulada a septiembre de -9.5 por ciento, contrario al alza de 2.8 por ciento que había observado en ese período del 2019, confirmó el Banco Central de Honduras (BCH).

Mientras, de manera interanual se observó una desaceleración en la variación negativa al ubicarse en -4.3 por ciento, derivada del comportamiento en la Industria Manufacturera, Comercio y Transporte.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Por su contribución, la variación negativa se explica por las actividades de Industria Manufacturera; Comercio; Construcción Privada; Hoteles y Restaurantes; Transporte y Almacenamiento; así como menor recaudación de Impuestos Netos de Subvenciones.

Sin embargo, los servicios de Telecomunicaciones y algunos bienes alimenticios siguen aportando positivamente.

La Industria Manufactura mostró una caída que estuvo determinada, en gran parte, por menos producción de Textiles y Prendas de Vestir (maquila) y Fabricación de Maquinaria y Equipo (arneses); destacando de forma interanual el incremento en la producción de arneses y partes de vehículos, ante los pedidos desde los Estados Unidos de América.

*En alianza con La Tribuna