Las autoridades rusas anunciaron este martes la apertura de unainvestigación penal contra los Testigos de Jehováprohibidos desde 2017, por actividades extremistas, después de haber realizado allanamientos en más de 20 regiones.

El Comité de Investigación de Rusia, que se encarga de las investigaciones penales en el país, dijo en en un comunicado que había abierto una nueva investigación contra los Testigos de Jehová por organizar “reuniones de conspiradores” en un apartamento de Moscú desde junio de 2019.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Los adeptos estudiaron literatura religiosa y otras informaciones (…) propagando las enseñanzas de los Testigos de Jehová”, indicó el comunicado.

Añadió que los miembros de la organización religiosa habían reclutado a otros.

Persecución nacional

El movimiento religioso de los Testigos de Jehová fue prohibido en abril de 2017 por el tribunal supremo ruso y está ahora considerado como “extremista” por el ministerio de Justicia.

Desde la prohibición, varios testigos de Jehová han sido condenados a penas de prisión.

El martes, las autoridades también informaron de allanamientos contra los Testigos de Jehová en Moscú y en más de 20 regiones de toda Rusia con el apoyo del Ministerio del Interior, el servicio secreto (FSB) y la guardia nacional (Rosgvardia).

Un video que acompaña el comunicado del Comité de Investigación muestra a hombres vestidos de negro y encapuchados irrumpiendo en un apartamento y luego entrando en un piso. También se ven billetes de varias monedas, incluidos dólares.

El movimiento de los Testigos de Jehová, fundado en la década de 1870 en Estados Unidos por Charles Russell, reivindica ser cristiano y se considera el único que restaura el cristianismo original.

Con información de AFP

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado