Reuters.- AstraZeneca dijo que un golpe de buena suerte que resultó en un error en la dosis estuvo detrás de los datos de ensayo presentados el lunes, que le permitirán presentar el caso de su vacuna contra el Covid-19 junto a la Universidad de Oxford ante los reguladores.

El laboratorio británico dijo el lunes que la vacuna podría tener una efectividad en torno al 90% cuando es administrada como media dosis seguida por una dosis completa un mes después, citando datos de ensayos de última etapa en Reino Unido y Brasil.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“La razón por la que tomamos la media dosis es casualidad”, dijo a Reuters Mene Pangalos, jefe de investigación y desarrollo no oncológicos de AstraZeneca.

Un grupo más grande que había recibido dos dosis completas, según lo planeado, dio como resultado una lectura de eficacia del 62%, lo que llevó a una eficacia general del 70% en ambos patrones de dosificación.

En el momento en que AstraZeneca estaba iniciando su asociación con Oxford a finales de abril, los investigadores universitarios administraban dosis a los participantes del ensayo en Gran Bretaña.

Sigue en esta sección el avance contra la pandemia en México y el mundo

Pronto notaron que los efectos secundarios anticipados, como fatiga, dolores de cabeza o de brazos, eran más leves de lo esperado, dijo.

“Así que retrocedimos y verificamos (…) y descubrimos que habían considerado la mitad de la dosis de la vacuna”, aseguró Pangalos. Agregó que la compañía decidió continuar con la media dosis y administrar la cantidad de refuerzo completa al momento programado.

La vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19, que se administra con dos inoculaciones, tendrá un costo inferior a 20 dólares por persona en los mercados internacionales y Moscú quiere producir más de 1,000 millones de dosis en el país y en el extranjero en 2021, dijeron el martes sus patrocinadores y desarrolladores.