EFE.- La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Unión Europea (UE) presentaron este miércoles en Costa Rica un proyecto que busca fortalecer el sistema de asilo.

La iniciativa llamada “Mejorando la protección de solicitantes de asilo nicaragüenses en Costa Rica” tiene como objetivo de fortalecer el sistema de asilo y ampliar la asistencia a las personas nicaragüenses solicitantes de refugio y refugiadas en el país.

El proyecto tiene una inversión total de 1.2 millones de euros, de los cuales la Unión Europea aporta 1 millón de euros, a través de su Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz, y 290.000 euros corresponden al Acnur.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“La cooperación multilateral, particularmente para temas de derechos humanos, es una expresión más del principio de responsabilidad compartida a la cual nos hemos comprometido los países miembros de las Naciones Unidas“, afirmó la embajadora de la Unión Europea en Costa Rica, Antonia Calvo, durante el evento de lanzamiento. 

Entre las principales actividades por implementar se encuentran el financiamiento del Plan de Zonas del Gobierno de Costa Rica, que permitirá una vez se abran las fronteras terrestres, un ingreso controlado y seguro de personas desde Nicaragua con el fin de garantizar el derecho a solicitar asilo cumpliendo las medidas sanitarias para evitar contagios por el coronavirus SARS-CoV-2.

En Costa Rica, país de 5 millones de habitantes, viven cerca de 400.000 nicaragüenses y el flujo migratorio se ha intensificado desde el 2018 debido a la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua.

Fronteras de Costa Rica

La iniciativa además pretende fortalecer el monitoreo de las fronteras con Nicaragua (norte) y con Panamá (sur) para la identificación temprana de personas con necesidades de protección internacional y sus referencias respectivas a los programas del Acnur o servicios estatales.

Por su parte, el representante del Acnur en Costa Rica, Milton Moreno, expresó su agradecimiento a la Unión Europea por este aporte y reafirmó “el compromiso de ACNUR en seguir apoyando al país en la respuesta humanitaria a las personas refugiadas y en el fortalecimiento de su sistema de asilo”.

La propuesta también busca ampliar la respuesta humanitaria dirigida a personas solicitantes de refugio y refugiadas en situaciones de extrema vulnerabilidad socioeconómica, a través de un aporte al programa de asistencia en efectivo del ACNUR y el establecimiento de un albergue de emergencia para solicitantes de refugio o refugiados adultos en riesgo de desalojo o situación de calle. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado