EFE.- Decenas de mujeres nicaragüenses, en su mayoría jóvenes y vestidas de negro, demandaron este miércoles al Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega, al que catalogaron de “corrupto y machista”, actúe con “mano dura” contra la violencia de género, que se ha cobrado la vida de al menos 69 féminas en lo que va de año.

Durante una manifestación denominada “Sacá los trapos sucios” y realizada en el interior de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), en Managua, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, las mujeres se quejaron de las autoridades por no proteger el derecho de las mujeres.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Queremos que (el Estado) ponga mano fuerte, porque están siendo cómplices, no están siendo parte de la solución”, dijo a Efe Adela Espinoza, una de las manifestantes.

La joven criticó al Estado nicaragüense por permitir la mediación entre víctima y agresor.

También porque el problema de la violencia de género a nivel institucional no es un tema de políticas públicas ni de prioridad.

Jimena Reyes, otra de las manifestantes, dijo a Efe que se manifestaron contra el “Gobierno corrupto y machista”, y también contra las autoridades de la UCA, a los que señaló como “cómplices del sistema patriarcal y la cultura machista”.

“La UCA es cómplice de muchas denuncias de acoso sexual por parte de profesores”, afirmó, aunque sin identificar a nadie.

Le puede interesar: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Las mujeres explicaron que se manifestaron en el interior del recinto universitario, debido a que el Gobierno mantiene prohibida las manifestaciones callejeras desde septiembre de 2018, en medio de la crisis social, política y de derechos humanos que estalló en abril de ese año.

Organizaciones feministas y defensoras de los derechos humanos de Nicaragua declararon día de “luto” este miércoles, por las al menos 69 víctimas de feminicidios en el país en lo que va del año, y mostraron su inconformidad con las políticas públicas que afectan a las mujeres.

En Nicaragua las feministas señalaron al presidente Daniel Ortega, al que su hijastra Zoilamérica Ortega Murillo denunció por violación, de establecer una “dictadura” que afecta de manera especial a las mujeres.

Según las organizaciones feministas, al menos 293 mujeres han muerto víctimas de la violencia machista desde 2018.

“Muchas de estas mujeres pusieron denuncia y no fueron protegidas, siendo víctimas también de la violencia institucional”, resaltó el Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM).

Tras las críticas feministas, el Gobierno ha reabierto las Comisarías de la Mujer, con el fin de prevenir las muertes violentas de estas en Nicaragua, con resultados limitados, pues en 2020 ya se registran 11 feminicidios más que en todo 2019.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado