Por Irving Escobar

En medio de una sesión prolongada y un bochorno que casi termina a golpes, el Congreso dio marcha atrás al presupuesto de 2021 por Q99 mil 700 millones aprobado la semana pasada y repudiado por la sociedad de Guatemala.

La sesión demoró nueve horas, entre discursos y un altercado entre los diputados Edgar Reyes y Mario Taracena, para entrar a conocer el futuro del gasto aprobado la madrugada del 18 de noviembre.

Finalmente un total de 121 diputados -24 en contra- votaron a favor de anular el decreto 33-2021.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

También quedaron sin efecto dos préstamos por US$594 millones y US$20 millones para financiar el gasto.

Asimismo se engavetó con 135 votos el presupuesto del Congreso por Q1 mil 68 millones 600 mil.

Los cambiaron con efecto inmediato, con lo que no llegarán a la Presidencia de la República, algo que diputados de oposición habían propuesto para que fuera el gobernante Alejandro Giammattei quien lo vetara.

A las 23.28 horas, el Congreso levantó la sesión en vista de que no tenía cuórum. El oficialismo intentó sin éxito conocer el trámite que la Corte Suprema de Justicia dio al antejuicio magistrados de la Corte de Constitucionalidad, Gloria Porras y Francisco de Mata Vela, a fin de integrar la comisión pesquisidora.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado