EFE.- Las autoridades encargadas del programa del Fondo del Milenio (Fomilenio II) en El Salvador, financiado por el Gobierno de Estados Unidos, suspendieron cinco obras de infraestructura por la falta de los aportes de la contrapartida que le corresponde aportar al Gobierno del país centroamericano.

Así lo informaron este martes mediante un comunicado en el que también se advierte que el país “está al borde de incumplir el Convenio del Reto del Milenio” firmado con la Corporación del Reto del Milenio por 277 millones de dólares en 2014.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

De acuerdo con la misiva, el Ministerio de Hacienda informó a Fomilenio II que los fondos asignados por la Asamblea Legislativa para esta contrapartida “no están disponibles, debido a que previamente fueron aprobados para otros destinos”.

Esto en referencia a la modificación que hizo el Congreso al destino de préstamos aprobados al Gobierno de Nayib Bukele y que el mandatario aseguró que vetaría.

Los diputados reorientaron 288,2 millones para el pago del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (Fodes) y 50 millones para la contrapartida de Fomilenio II.

A inicios de agosto pasado, los diputados ratificaron la financiación para esta contrapartida mediante un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero se desconoce el fin que tuvieron estos recursos.

Para que estas obras se reactiven, El Salvador tendría que aportar la contrapartida antes del 7 de diciembre próximo, “de lo contrario las consecuencias serían desastrosas”.

Le puede interesar: El Salvador registra 121 feminicidios en 2020

“Esto, además de impedir la finalización exitosa de este segundo convenio, colocaría a El Salvador en la lista de países que no pueden honrar sus compromiso, aún en programas bilaterales de cooperación”, concluye el comunicado.

El país norteamericano donó, mediante la Corporación del Reto del Milenio, a El Salvador unos 461 millones de dólares en el primer programa del Fomilenio, desarrollado en el período 2007-2012.

El Gobierno atribuye la falta de fondos para esta contrapartida a un supuesto bloqueo de los partidos opositores, que tienen mayoría en la Asamblea Legislativa.

La diputada del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) Yanci Urbina advirtió que la no disponibilidad de los recursos asignados para Fomilenio II y otras iniciativas por el Congreso por 354 millones de dólares podría ser un “caso de malversación de fondos”.

El Gobierno salvadoreño es investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) por supuestos indicios de corrupción en el manejo de fondos para la atención de la pandemia.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado