EFE.- La Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO) destacó este miércoles que Costa Rica ha apostado por la recarbonización de los suelos para enfrentar el cambio climático.

Durante el seminario “Bosques y suelos: Una nueva oportunidad para el planeta”, realizado por la FAO, Costa Rica presentó las dos medidas que impulsa actualmente: la de recarbonizar, es decir, aumentar el carbono orgánico de los suelos: y la de obtener pagos en el marco del financiamiento climático por servicios ambientales.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Necesitamos nuevos enfoques en la agricultura y la alimentación para mejorar la productividad y proteger los sistemas naturales y la biodiversidad. Estamos trabajando con Costa Rica, México y otros países latinoamericanos para capturar CO2 en los suelos a través del programa RECSOIL: Recarbonización de los suelos agropecuarios del mundo”, dijo el director general de la FAO, Qu Dongyu.

El programa de Pago por Servicios Ambientales, que opera en Costa Rica desde hace más de 20 años, entrega un reconocimiento financiero por parte del Estado a pequeños y medianos propietarios de bosque y plantaciones forestales, por el secuestro y almacenamiento del dióxido de carbono atmosférico.

Debido a esta iniciativa, Costa Rica aumentó su cobertura boscosa desde 25 % en la década de 1980, a 52 % en la actualidad. Ahora, en una nueva versión del Pago por Servicios Ambientales buscan incluir el cuidado y recuperación de los suelos degradados a través del aumento de su carbono orgánico.

Le puede interesar: Aumentar precio del carbono, una opción contra el cambio climático

“Costa Rica ha demostrado que es posible generar empleos para las personas, bienestar para la sociedad y la salud a través de los ecosistemas. El país ha entendido que la conservación de los recursos naturales es vital para el progreso humano”, afirmó la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell.

Según el informe de la FAO “El cambio climático y la tierra”, del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático, el aumento del carbono orgánico del suelo proporciona beneficios económicos positivos a corto plazo y beneficios a más largo plazo en cuanto a la adaptación al cambio climático y a la mitigación del cambio climático, la biodiversidad y la mejora de las funciones y los servicios ecosistémicos.

“Costa Rica ha sido fuente de inspiración e innovación. Ocurrió cuando el país apostó por hacerse verde y ocurre ahora cuando se plantean metas de neutralidad climática y gestiones agrícolas inclusivas. La gestión de suelos, forestal e hídrica son asuntos de nuestra agenda también, y tienen un fuerte sesgo de género”, dijo la vicepresidenta del Gobierno español y ministra para la transición ecológica y reto demográfico, Teresa Ribera, quien participó en el evento.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado