EFE.- Costa Rica alcanzó un desempleo del 21.9 % en el trimestre comprendido por agosto, septiembre y octubre de 2020, lo que refleja una leve mejoría en comparación con los periodos anteriores, reveló este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La Encuesta Continua de Empleo del INEC reveló que durante agosto, septiembre y octubre la tasa de desempleo nacional fue de 21,9 %. Las mujeres presentan una mayor tasa de desempleo (30 %) que los hombres (16,5 %),  producto de las medidas que generan restricción al mercado laboral y la situación causada por la emergencia sanitaria de la covid-19.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Con respecto al año anterior sigue siendo alto, creció el desempleo. Pero con respecto a la tendencia en los trimestres anteriores de 2020 se denota que lentamente ha venido disminuyendo un poquito el desempleo”, explicó la coordinadora de la Encuesta Continua de Empleo, María Luz Sanarrusia.

En el trimestre móvil anterior (julio, agosto  septiembre), el INEC reveló que el desempleo llegó al 22 %, mientras que en el periodo de mayo a julio alcanzó la cifra récord de 24,4 %.

Sin embargo, el 21,9 % del trimestre de agosto a octubre, sigue siendo muy superior en comparación con el mismo periodo de 2019, cuando fue 9,7 puntos porcentuales menor.

Le puede interesar: Costa Rica apuesta por recarbonizar el suelo para enfrentar cambio climático

En total la población desempleada de Costa Rica, según la última medición, es de 526.000 personas quienes buscaron activamente un empleo o bien no buscaron porque esperaban el reinicio de operaciones de las empresas o respuesta a gestiones realizadas.

La población ocupada, se estimó en 1,88 millones de personas, y en comparación con el mismo periodo del año anterior presentó una reducción estadísticamente significativa de 264.000 personas, indican las cifras del INEC.

Costa Rica registró el primer caso de covid-19 el 6 de marzo pasado y tras varios meses de cierre de la mayoría de actividades económicas, el país comenzó a implementar una reapertura gradual y en la actualidad prácticamente todos los comercios están operando bajo protocolos sanitarios, de distanciamiento y con límites de aforo.

El Gobierno y el Congreso aprobaron leyes que permiten a las empresas suspender contratos o reducir jornadas durante la pandemia.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado