EFE.- El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, presentó este lunes ante la Asamblea Legislativa una propuesta de ley para combatir y prevenir el tráfico ilícito de personas, y para incrementar la pena de cárcel.

La normativa, denominada Ley Especial para Combatir el Tráfico Ilícito de Personas, contempla “las herramientas legales necesarias para perseguir el delito y los bienes que provienen del tráfico ilegal”, señaló el Ministerio Público.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Hay muchos que de manera inescrupulosa trafican con personas, se están lucrando de personas que de una manera u otra buscan llegar a otras tierras y es por eso que es importante tener un cuerpo normativo que pueda atacar, penalizar y generar condiciones de coordinación entre los países”, dijo Melara a periodistas.

Esta ley, que cuenta con el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, también busca incrementar la pena de cárcel, que actualmente va de los cuatro a los ocho años de prisión hasta los doce años.

El tráfico de seres humanos consiste en el transporte y las gestiones para la migración irregular, sin incurrir en la explotación o trata de personas.

Le puede interesar: El Salvador registra nuevos casos de coronavirus, decesos suben a 1,142

De acuerdo con diversas fuentes consultadas por Efe, los traficantes de personas o “coyotes” en El Salvador forman redes con otros en el Triángulo Norte de Centroamérica, que completan Honduras y Guatemala, y trabajan bajo la venia de los cárteles de droga en territorio mexicano para trasladar a hombres, mujeres y niños a Estados Unidos.

Este país norteamericano es el principal destino de migración para salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, principalmente.

Con tal de llegar a la nación del “sueño americano” las personas pagan a estos “coyotes” miles de dólares por el viaje en el que los migrantes, en especial mujeres y niños, se exponen a diversos peligros.

Según las autoridades de El Salvador, entre las razones que motivan la migración irregular, que son similares a las de hondureños, nicaragüenses y guatemaltecos, se encuentran la búsqueda de mejores condiciones de vida, la reunificación familiar y la violencia de las pandillas.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado