Por Urías Gamarro

El grupo de capital mexicano cerrará una planta de producción en Costa Rica el próximo 11 de diciembre, y las inversiones se consolidarán en Nicaragua y Guatemala para mantener la presencia en el mercado regional.

Lala cuenta con una planta de producción ubicada en Palín Escuintla, donde produce 200 mil litros por día y exporta a El Salvador y Belice.

Arquímides Celis, director general de la empresa, destacó que el capital liberado con el cierre de la planta en Costa Rica será reasignado a los negocios en Nicaragua y Guatemala donde hay más potencial para lograr crecimiento sostenible y rentable.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El empresario afirmó “el capital liberado con este cierre será reasignado a nuestros negocios en Nicaragua y Guatemala donde hay más potencial para lograr crecimiento sostenible y rentable”.

La empresa mexicana explicó en su página de internet que el cierre en Costa Rica generará un beneficio de US$3 millones de dólares de las operaciones de Centroamérica en 2021.

Posicionamiento

Ana María Orozco, gerente general CAM de Grupo Lala, explicó a Prensa Libre que la decisión de cerrar operaciones en Costa Rica es el resultado de la evaluación de la huella geográfica, el desempeño y la compatibilidad con la estrategia futura de la compañía.

Orozco manifestó que la inversión se redireccionará a la innovación tanto de productos como de tecnología.

Sobre los planes de inversión y expansión al mediano y corto plazo, la ejecutiva mencionó que la línea de producción de la marca Foremost, y en 2020 la producción de Nutrilety desde México hacia Guatemala.

Para 2021 está contemplada la producción de la leche marca Lala en la planta de Palín, que implicará oportunidades de empleo en Guatemala.

Grupo Lala llegó en el 2017 a Costa Rica, país donde competía con la empresa local Dos Pinos, que vende productos en diversos países de Centroamérica y el Caribe.

En 2018, la empresa mexicana construyó una planta con una inversión de US$30 millones –Q220 millones– para abastecer el sur de México, El Salvador, Honduras y Belice.

Estrategia comercial

Ramiro Pérez Zarco, director ejecutivo de la Asociación de Desarrollo Lácteo de Guatemala (Asodel), manifestó que el retiro de Lala en Costa Rica responde a una estrategia para Centroamérica del conglomerado, que es uno de los más fuertes en la industria.

Explicó que los países del triángulo norte de Centroamérica concentran más del 70% de consumo de lácteos y buscan consolidar.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

“Es una estrategia comercial y el interés de Lala seguirá siendo el mercado guatemalteco porque es el segmento prometedor de la región, pensando en que ellos van a seguir con una estrategia de expansión en el país”, afirmó.

En parte, Asodel estima un crecimiento de la demanda de los productos lácteos y cárnicos en los próximos años, por el crecimiento de las poblaciones urbanas.

Añadió que en Nicaragua tendrán que hacer esfuerzos para levantar su producción, porque las condiciones no son las adecuadas para hacerlo rápidamente.

El hato lechero en Guatemala es de 400 mil cabezas y la producción de leche es de un millón 100 mil litros diarios, según Asodel. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Consumo nacional

Pérez Zarco confirmó que Guatemala sigue teniendo un bajo porcentaje de consumo de leche en comparación con el resto de los países de Centroamérica.

El directivo explicó que el consumo per cápita es de 60 litros al año, cuando el promedio en la región es de 122 litros, mientras que Costa Rica alcanza 201 litros.

*En alianza con Prensa Libre