EFE.- Wall Street abrió mixto este lunes y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, bajaba un 0,37 %, por las preocupaciones por los nuevos repuntes de casos de la covid-19.

Veinte minutos después del inicio de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones restaba 111,10 puntos, hasta 30.107,16 unidades, lastrado por compañías como Intel (-2,85 %), Chevron (-2,72 %), Walgreens (-2,12 %) o Caterpillar (-1,94 %); mientras que solo un puñado de empresas se mantenía en verde a estas horas con Boeing (4,11 %), Apple (1,35 %) y Merck & Co (1,06) a la cabeza.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El selectivo S&P 500 también arrancaba en rojo con un leve descenso de un 0,14 % o 5,30 enteros, hasta 3.693,82 puntos; mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las principales tecnológicas, era el único que se desperezaba con ánimos con un aumento del 0,34 % o 42,55 unidades, situándose en 12.506,78.

Por sectores, solo el de servicios públicos (0,46 %), el tecnológico (0,33 %) y el de comunicaciones (0,57 %) abrieron al alza.

El parqué neoyorquino abría con dudas tras el triple récord marcado en la pasada sesión del viernes por el Dow Jones de Industriales, el S&P 500 y el Nasdaq, impulsados por las expectativas de un nuevo paquete de estímulo en EE.UU.

El impulso durante la última jornada de la semana pasada en Wall Street coincidió con las declaraciones de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, de que se había dado un impulso a las negociaciones con los republicanos para lograr un nuevo paquete de estímulo económico por valor de 908.000 millones de dólares.

Sin embargo, con la apertura de una nueva semana en Wall Street, los inversores han centrado más la vista en el surgimiento de nuevos brotes en el país, sinónimo de paralización de la actividad y ralentización de la economía.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En unas declaraciones recogidas por el canal especializado CNBC, el banco Goldman Sachs aseguraba que “a pesar de que la aprobación de la vacuna en Estados Unidos parece inminente, el aumento de las restricciones o los cierres en EE. UU podrían ralentizar la recuperación del crecimiento de la economía en el corto plazo”.

En otros mercados, el petróleo de Texas descendía a 45,74 dólares el barril, el oro ascendía a 1.856,50 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años descendía al 0,936 % y el dólar cedía frente al euro, con un cambio de 1,2145.