EFE.- La extensión del estatus de protección temporaria o TPS es un “alivio muy grande” para los ciudadanos nicaragüenses en Estados Unidos, debido a que en Nicaragua no hay condiciones para su regreso, afirmó este martes la defensora de los derechos humanos Haydée Castillo.

“Es un alivio muy grande para la situación de los nicaragüenses, porque el TPS beneficia y protege a las personas que salieron en 1998 ante las consecuencias del huracán Mitch, y para nadie es un secreto que hoy Nicaragua vive una crisis política, económica y social” afirmó a Efe Castillo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Añadió que a esta se le suman “las violaciones de derechos humanos”, la falta de “responsabilidad del Gobierno ante la pandemia de covid-19, y el impacto de los huracanes Eta e Iota”.

El TPS, que beneficia a 4,409 nicaragüenses, estaba programado para expirar en enero próximo, pero fue extendido hasta el 4 de octubre de 2021, según el anuncio hecho hoy por Washington.

Castillo, una socióloga experta en asuntos internacionales, afirmó que se trata de “una excelente noticia”, ya que los nicaragüenses no han retornado a Nicaragua “porque no hay posibilidades de tener una calidad de vida, ni de generación de recursos dentro del país que puedan sustentar a estas personas y a sus familiares”.

En 2020 la economía de Nicaragua proyecta terminar en números negativos, por tercer año consecutivo, a lo que se suma una crisis sociopolítica que desde 2018 ha dejado cientos de muertos, presos o desaparecidos, miles de heridos, y más de 103.000 personas en el exilio.

“Los nicaragüenses estamos atravesando una de las peores pandemias en la historia, que no es el covid-19, sino la existencia de una dictadura altamente criminal, lo que está comprobado por la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) y por Acndh (oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos)”, declaró Castillo.

Le puede interesar: EU extiende el TPS a Honduras, El Salvador y Nicaragua

La defensora de derechos humanos vive en el exilio desde 2018, tras haber estado en prisión luego de mostrar rechazo al presidente Daniel Ortega.

“Es sumamente lamentable que los nicaragüenses tengamos que buscar seguridad en otros países, porque Nicaragua es actualmente gobernada por la dictadura de Ortega Murillo, que en vez de proteger a los ciudadanos nos expone a graves peligros” afirmó.

Entre esos, añadió, “los asesinatos selectivos continúan, la persecución, el Estado de sitio, de excepción, y de facto, permanecen y se agudizan cada día”.

El TPS brinda permisos de trabajo y residencia legal temporal a personas que, a criterio de Washington, abandonaron sus países debido a desastres o conflictos armados.

Unas 400.000 personas de una decena de países viven legales en Estados Unidos gracias al TPS.

La extensión del estatus de protección temporaria ocurrió por la decisión de un tribunal de distrito en el norte de California, que ordenó la suspensión de la orden del presidente saliente, Donald Trump, de cancelar los TPS para los ciudadanos de Haití, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Sudán.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado