Por Rubén Martín Rubio

Hoy día, se necesita mucho más que conocimientos teóricos y prácticos o experiencia profesional detallada para sobresalir en un mundo donde todos parecemos iguales o al menos, muy parecidos.

Existe un vasto mercado ahí fuera que nos llama a darnos a conocer, pero ¿cómo lo hacemos? ¿qué estrategia seguimos para destacar? Es, en este punto, donde la Marca Personal cobra una importancia especial entre tanta competencia.

La Marca Personal se define como el proceso continuo de establecer una imagen definida en la mente de un grupo de personas acerca de ti.

Consiste en valorarse a uno mismo como una marca cuyo fin es diferenciarse del resto para obtener más éxito en tus relaciones profesionales y sociales. Está compuesta por tus habilidades únicas, tu personalidad, conocimientos, así como el descubrimiento de tu interior para competir por ser la opción preferida ante otras personas en busca de la misma oportunidad.

La Marca Personal es tu activo más valioso, uno de los principales temas estratégicos a la hora de impulsar tu carrera profesional puesto que es una herramienta esencial para posicionarte y despuntar en el entorno laboral actual. Sin duda, cuando la tienes bien definida, la Marca Personal te ayuda a atraer oportunidades de negocio al aprovechar tus puntos fuertes y comunicar tu experiencia al público objetivo a través de diferentes canales online u offline.

Se trata de un viaje profundo para impulsar tu vida y para ello, es mejor tener a buenos profesionales cerca con las herramientas y la experiencia adecuada para que sea más sencillo conseguir el estilo de vida que buscas.

La metodología que he puesto en práctica en más de 150 personas comienza con un recorrido desde el interior de uno mismo hacia el exterior con un recorrido en tres fases:

Fase 1. Trabajo de introspección: somos tan grandes como el tamaño de los problemas que somos capaces de resolver.

Si queremos estar al mando de un proyecto que sea sólido y escalable, debemos estar a la altura de ese proyecto.

En esta parte del recorrido tenemos que descubrir quiénes somos, cuál es nuestro propósito personal y profesional, cuáles son los frenos que no nos dejan llegar a donde nos gustaría, descubrir nuestras fortalezas, talentos, valores y la opinión que tienen los demás sobre nosotros en nuestros círculos de interacción, con el fin de pulir la mejor versión de uno mismo.

Fase 2. Trabajo de exposición: cuando ya nos conocemos mejor, nos centramos en las habilidades que toda Marca Personal debe tener para lanzarse al mercado con éxito.

Hay personas que aparentemente tienen un proyecto fabuloso, que puede incluso cambiar vidas, pero que no saben cómo comunicarlo o venderlo bien y, por el contrario, hay otras personas que tienen un producto que no es tan bueno, pero que saben vender y ganan mucho dinero.

Por todo lo anterior, considero que toda Marca Personal debe tener dos habilidades que van a establecer la diferencia: la habilidad de hablar en público y la de la venta, siempre con valores positivos y aportando una solución real a las personas que confían en ese producto.

Fase 3. Lanzamiento al mercado: una vez que hemos construido nuestra mejor versión es cuando debemos explotar al máximo nuestro talento. A través del emprendimiento, podemos encontrar esa oportunidad laboral o de crecimiento económico construyendo un modelo de negocio con nosotros en el epicentro.

Para ello, tenemos que ofrecer un servicio o crear un producto mínimo viable y pasar a la acción para escalar el negocio cuando sepamos que tenemos cabida en el mercado.

Sin duda alguna, la creación y el desarrollo de una Marca Personal cambia, impulsa y facilita tu vida profesional, llevándola a otro nivel, algo que no tiene precio y es tu activo más preciado.

Rubén Martín es empresario, conferenciante, formador y experto en Marca Personal, creación de modelos de negocio, marketing, ventas, motivación y desarrollo personal.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.