EFE.- La Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua llamó este jueves a los ciudadanos del país a construir una “sociedad pluralista”, en momentos en que la nación vive una profunda crisis sociopolítica, que se ha extendido por más de dos años y medio.

“Debemos construir una sociedad pluralista, que dé cabida a diferentes pensamientos, creencias y opiniones, con recíproco respeto”, señaló en un mensaje público el clero que preside el cardenal Leopoldo Brenes, en un país donde el 58.5 % de sus 6.4 millones de habitantes son católicos según datos oficiales.

El llamado lo hicieron los religiosos en medio de denuncias sobre asedios o capturas de opositores y personas que muestran rechazo hacia el presidente Daniel Ortega, así como en el Día de los Derechos Humanos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En su mensaje, la Arquidiócesis afirmó que “los anhelos de paz, justicia libertad y alegría (…) hoy han sido conculcados con tanta corrupción, represión, violación e irrespeto de los derechos humanos”, y rogaron a la Virgen María que estos “vuelvan a irrumpir con nueva vitalidad en los corazones de los nicaragüenses”.

Crisis sociopolítica de Nicaragua

La crisis sociopolítica de Nicaragua estalló en 2018, con manifestaciones antigubernamentales, que fueron reprimidas con ataques armados que dejaron cientos de presos, muertos o desaparecidos, sucesos que los activistas de los derechos humanos denuncian como vigentes, junto con desplazamientos forzosos.

“Desafortunadamente, en algunos “prima la costumbre de descalificar rápidamente al adversario, aplicándole epítetos humillantes, en lugar de enfrentar un diálogo abierto y respetuoso, donde se busque una síntesis superadora’”, destacó el clero, citando la encíclica “Fratelli tutti”, emitida el pasado 3 de octubre por el papa Francisco.

Influencia en la sociedad de Nicaragua

La Iglesia Católica, de gran influencia en la sociedad nicaragüense, ha sido una de las instituciones más afectadas desde que estalló la crisis en Nicaragua.

Desde que en julio de 2018 Ortega llamó “golpistas” a los obispos y sacerdotes que dieron refugios a miles de manifestantes que huían de los ataques armados del Gobierno en ese año, la Iglesia Católica y sus sacerdotes han sufrido múltiples atentados, incluyendo un incendio en la Catedral Metropolitana de Managua que calcinó una pieza de alto valor histórico y religioso.

El Episcopado local, que ha afirmado que la Iglesia Católica es “perseguida” en Nicaragua, fue mediador en dos procesos de diálogo para superar la crisis en 2018 y 2019 cuyos acuerdos, según la oposición, no fueron respetados por Ortega.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado