EFE.- Wall Street abrió a la baja este jueves y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, retrocedió un 0,31 %, por los malos datos sobre el mercado laboral, mientras que los temores a un mayor celo contra las prácticas monopolísticas a los gigantes tecnológicos enfriaron la marcha de ese sector.

Al inicio de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones retrocedió 94,24 puntos, hasta 29.974,15 unidades, lastrado por compañías como Cisco (-1,18 %), Home Depot (-1,12 %) y JPMorgan (-1,04 %); mientras que se situaron en verde Salesforce (0,76 %), Chevron (0,73 %) o Dow (0,42 %).

El selectivo S&P 500 también cayó un 0,48 % o 17,56 enteros, hasta 3.655,26 puntos; mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las principales tecnológicas, bajaba un 0,73 % o 90,02 unidades, situándose en 12.248,94, aunque en los minutos posteriores recuperó una moderada tendencia alcista.

Leer: El agua ya cotiza en Wall Street

Por sectores en Wall Street, solo el de energía (1,27 %) y el inmobiliario (0,45 %) abrieron con alzas señaladas, mientras que las pérdidas fueron más acusadas entre los sectores de comunicaciones (-1,09 %), finanzas (-0,42 %) e industriales (-0,35 %).

El Dow se dejó la barrera récord de los 30,000 puntos que alcanzó a finales de noviembre y el resto de selectivos le siguió a la baja debido a que los nuevos datos de solicitud de prestaciones de desempleo fueron peor de lo esperado por los analistas.

En la última semana las peticiones de ayuda al desempleo aumentaron en 853.000, el número más alto desde septiembre.

“Todo apunta a que veremos nuevos aumentos de las solicitudes de desempleo. Hay evidencias de que la situación ha estado empeorando desde noviembre debido al aumento de casos de covid, mientras que la imposición de nuevas medidas de distancia social están dañando al sector servicios y a la economía en general”, indicó Thomas Simons, economista jefe de Jeffries.

Wall Street están a la espera de conocer si el Congreso llega a un acuerdo para aprobar un segundo paquete de ayuda contra la pandemia, que podría poner en el bolsillo de los estadounidenses una nueva inyección de dinero en efectivo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Las noticias sobre la llegada de la vacuna de Pfizer y la alemana BioNTech, así como de la inminente aprobación de ésta y de la candidata de la farmacéutica Moderna, mantienen a los inversores a la espera para poder justificar nuevas compras con la certeza de que lo peor de la pandemia podría pasar en la próxima primavera.

En otros mercados, el petróleo de Texas avanzaba a 46,18 dólares el barril, el oro subía a 1.852,70 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajaba al 0,925 % y el dólar se debilitaba frente al euro, con un cambio de 1,2144.