EFE.- El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas, afirmó este viernes, en respuesta a un ofrecimiento de El Salvador, que para atender la pandemia no se trata solo de contar con camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), sino de tener personal especializado para atenderlas.

“No es la cama per se. Es una cama con personal capacitado, personal profesional que pueda hacerle frente, que pueda solventar el manejo de los pacientes en cuidados críticos y eso es muy importante anotar en esa posible oferta que hace El Salvador”, destacó el ministro costarricense.

El pasado miércoles el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ofreció a Costa Rica, en las redes sociales, “atender a 100 pacientes costarricenses en nuestras UCIs” y afirmó que en su país hay 700 de esas unidades disponibles.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Tras ser consultado en conferencia de prensa, el ministro Salas añadió que igualmente hay que tomar en cuenta la “altísima logística, el complicado manejo y lo complejo” de un proceso de trasladar en avión a un paciente que se encuentre en condición grave a causa de Covid-19.

“Pienso que todo esto se manejará por las vías correspondientes diplomáticas en donde exista un tipo de coordinación y posibilidades a la luz de lo que acabo de indicar: Que las camas no es una cama con respirador, sino que tenga el personal que pueda atenderle“, puntualizó el ministro de Salud.

Salas fue enfático en que las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) han aumentado la capacidad de las camas en unidades de cuidados intensivos a más de 300, cuando al inicio de la pandemia se contaba con una veintena.

Datos del Ministerio de Salud indican que la ocupación de las unidades de cuidados intensivos a este viernes se encuentra en un 64 % (232 personas), cifras que se han mantenido similares durante las últimas semanas.

Hay una sección de 107 camas para los pacientes más críticos de las UCI que es la que ha estado cerca de saturarse en las últimas semanas.

Las autoridades han indicado que Costa Rica no tiene margen para aumentar las 359 Unidades de Cuidados Intensivos con las que cuenta, pues ya no hay más personal especializado disponible.

Costa Rica espera las vacunas 

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, afirmó en unas declaraciones distribuidas a los medios que el país “está cerca del proceso de vacunación” con el “objetivo de proteger a la población e iniciar el proceso de la manera más pronta y segura”.

“Acercarnos a las vacunas nos da esperanza, pero no podemos bajar la guardia, mantengamos el uso de mascarilla y el distanciamiento, así como todas las recomendaciones aún en los días festivos. Cuidarnos y cuidar a nuestros seres amados es la mejor forma de celebrar esta época en familia”, dijo Alvarado.

El mandatario explicó que debido a las limitaciones mundiales de producción de las vacunas, estas no llegarán todas a la vez, sino que lo harán a lo largo del año, lo cual obliga a fijar una priorización en la población, que ha sido hecha con principios científico y técnicos

Hasta el momento Costa Rica, país de 5 millones de habitantes, se ha asegurado 3 millones de vacunas mediante las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca y el mecanismo COVAX.

Costa Rica acumula hasta este viernes 150.947 casos de covid-19 tras poco más de 9 meses de pandemia, de los cuales han muerto 1.895, para una tasa de letalidad del 1,2 %.

Después de varios meses de cierres y aperturas graduales este país tiene habilitadas prácticamente todas las actividades económicas con protocolos sanitarios y de distanciamiento, así como límites de aforo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado