EFE.- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) destacó este martes el salto de 37 puestos que ha dado Costa Rica en el índice de desarrollo humano de este año, gracias a la incorporación de parámetros medioambientales en la medición.

El representante residente del PNUD en Costa Rica, José Vicente Troya, comentó en un comunicado que “la devastación causada por Covid-19 es la señal más reciente de que la humanidad ha llegado al filo de un precipicio” y es necesario implementar cambios, en lo que destacó a Costa Rica como un ejemplo al mundo.

“Necesitamos una total transformación para poder avanzar hacia la próxima frontera del progreso humano. Este cambio empieza por rechazar la idea de que debemos elegir entre las personas o el medioambiente. Costa Rica le está demostrando al mundo que es posible cuidar ambas porque un desarrollo humano a costa del planeta no es sostenible“, afirmó Troya.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En el Índice de Desarrollo Humano ajustado por presiones planetarias (IDH-P), lanzado este martes, más de 50 países abandonan el grupo de desarrollo humano muy alto, como reflejo de su dependencia de los combustibles fósiles y su huella material, mientras que, países como Costa Rica, Moldavia y Panamá suben al menos 30 puestos, explicó el PNUD.

Costa Rica, reconocido internacionalmente por sus políticas ambientales, fue el que más puestos subió (37) en el índice al pasar del lugar 62 al 25, aunque el informe advierte de que el país tiene por delante grandes retos en áreas como la pobreza, la educación y el empleo.

La ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica, Andrea Meza, dijo que es un “orgullo” para el país “volver a ser ejemplo ante el mundo por sus soluciones basadas en la naturaleza”, pero reconoció que “no debemos bajar la guardia”.

“Tenemos que transformar nuestras sociedades y economías hacia un modelo justo, descarbonizado y resiliente. Tras este difícil 2020, el trabajo de recuperación sostenible en la próxima década deberá enfocarse en mejorar la salud de las personas y los ecosistemas”, expresó Meza.

La ONU dio a conocer este martes el nuevo Índice de Desarrollo Humano que tiene en cuenta el impacto en el planeta que tiene cada país y que, por ello, rebaja de forma muy importante la clasificación de algunos de los Estados más ricos del mundo en esta clasificación anual.

El estudio, elaborado por el PNUD, suma en esta ocasión aspectos como las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de recursos naturales a los habituales, como eran la esperanza de vida, los años de educación y la renta per cápita.

Según el PNUD, lo que se busca es dejar claro a los Gobiernos que si no se toman medidas decididas para aliviar la presión sobre el medioambiente, el progreso de la humanidad se frenará.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado