EFE.- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, afirmó este martes que pidió a España liderar el proceso de cooperación con el país centroamericano para reconstruirlo tras los graves daños causados por los huracanes Eta e Iota.

Hernández reveló que ha hecho esta petición a Felipe VI y al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, con el fin de que España ejerza de locomotora de la ayuda a Honduras en su “cruzada por construir una hoja de ruta” que reactive al país tras el impacto de las tormentas tropicales y de la pandemia.

“Les he solicitado que se conviertan en los líderes del proceso de aglutinamiento de lo que son los cooperantes”, dijo el mandatario hondureño en declaraciones a los medios durante la visita que hizo con su esposa, Ana García, y la reina Letizia a un albergue en La Lima, en el departamento de Cortés, al norte del país.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Con motivo de la visita de la reina, Felipe VI llamó a Hernández el pasado viernes para reafirmar el compromiso de España con la reconstrucción.

En opinión del mandatario centroamericano, el rey es “buen amigo” de Honduras: “Siempre ha estado pendiente, no sólo en este momento”.

Durante la estancia de la reina, se hizo la entrega simbólica de las 120 toneladas de material de emergencia donado por España, en su mayor acción humanitaria de la última década.

Para Hernández, la devastación causada por Eta e Iota “no solo es impactante, sino un enorme reto de volver a reconstruir el país, pero de manera sostenible” para amortiguar el impacto de futuros huracanes.

Enfatizó la importancia de “visibilizar” la tragedia ocurrida en Honduras y de que la comunidad internacional sea consciente de que es el país con más impacto por el cambio climático.

Tras el recorte en siete puntos del PIB debido a la pandemia, Hernández añadió casi otros cuatro puntos por los daños de los huracanes.

No obstante, resaltó la confianza demostrada en su país por parte de los bancos multilaterales por tener una macroeconomía “bastante robusta”.

“Eso nos permite un margen de maniobra que otros países quizá no tengan. Pero tenemos que reconstruir el país bajo estándares de sostenibilidad”, incidió Hernández en sus declaraciones en el instituto Patria de La Lima, hoy albergue de medio centenar de personas que se han quedado sin hogar por las inundaciones. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado