EFE.- El Gobierno de Nicaragua anunció este miércoles que la tarifa de la energía eléctrica disminuirá en un 12.5 % promedio a partir del primero de enero de 2021, como consecuencia de la disminución de los precios de compra mayorista de energía.

El Ejecutivo nicaragüense, a través del Ministerio de Energía y Minas (MEM), informó que, “con el propósito de seguir garantizando más beneficios a las familias nicaragüenses, recibiremos el año 2021 con una buena noticia, y es que, a partir del primero de enero, a la tarifa de energía eléctrica se aplicará una reducción promedio del 12.5 %”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La reducción en la tarifa será de 15 % para las 890,000 familias cuyos consumos son de hasta 150 kilovatios horas al mes, y de 10.6 % para los usuarios cuyos consumos sean mayores de 150 kilovatios horas al mes, así cómo a otras tarifas (comerciales, industriales), de acuerdo con la información.

El Gobierno explicó que la reducción de la tarifa de energía eléctrica es resultado de un proceso de negociación voluntaria que han realizado con los representantes de las empresas generadoras de energía.

“Que además se traduce en la disminución de los precios de compra mayorista de energía e impacta positivamente en la tarifa a los consumidores finales”, agregó.

Rebaja de tarifa de energía eléctrica

En julio pasado, entró en vigor una rebaja del 3 % en la tarifa de energía eléctrica.

En abril pasado, seis cámaras empresariales instaron al estatal Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ente regulador del sector, ajustar los precios de la energía eléctrica “en función de la evolución y tendencia de los precios del petróleo“.

Según los empresarios, el precio de la energía eléctrica debido a la disminución del petróleo WTI “debería ser un 15 % a 20 % menor; es decir, debemos regresar al menos al precio que teníamos antes del 2018″.

Ese grupo de cámaras argumentó entonces que desde que estalló la crisis sociopolítica que afecta el país, en abril de 2018, han venido demandando una revisión de las tarifas eléctricas a la baja, pero que hasta ahora había sido todo lo contrario.

El año pasado la tarifa de electricidad incrementó un 20 %, “lo que impactó negativamente a la ya debilitada economía de Nicaragua”, según las cámaras empresariales. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado