EFE.- El Salvador registró el domingo 295 contagios más de coronavirus, con lo que la cifra de casos positivos confirmados llega a los 43.772, y los decesos totalizan 1.257, según las cifras oficiales actualizadas este lunes.

De acuerdo con el sitio oficial del Ministerio de Salud (Minsal), la cifra del domingo es la más alta reportada en lo que va de diciembre y confirma aún más la tendencia al alza que se registra en el país desde el pasado 9 de dicho mes, que ya ha sido alertada por las autoridades gubernamentales.

Del total de casos confirmados en este país centroamericano, un total de 3,153 se encuentran activos y 39,362 personas se han recuperado.

Además, el Minsal informó de que siete personas más fallecieron a causa de la covid-19. Seis de las víctimas era hombres con edades entre los 50 y los 80 años, y la séptima era una mujer mayor de 80 años.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El ministro de Salud de El Salvador, Francisco Alabí, ha alertado a los salvadoreños de un incremento de los casos diarios de la covid-19, que podrían superar la capacidad hospitalaria para su atención.

También advirtió de que el país está a las puertas de repetir los momentos “más críticos” de la pandemia del coronavirus, lo que podría causar una “segunda ola” de contagios a inicios de 2021.

“Estamos a las puertas de lo que sucedió en los momentos más críticos de la pandemia en nuestro país”, señaló el funcionario en referencia a los meses de julio y agosto pasados, cuando se dieron los registros más altos de contagios diarios.

Además, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, anunció el domingo desde sus redes sociales que ha prohibido el ingreso de personas provenientes de Sudáfrica y Reino Unido ante la nueva mutación del coronavirus detectada en ese último país y que lo hace más contagioso.

El mandatario de El Salvador recomendó a los salvadoreños que se encuentran en Europa “acelerar al máximo sus itinerarios de viaje, antes de que nuevas restricciones tengan que ser impuestas por la nueva cepa de coronavirus”.

La aparición de una nueva variante del virus ha obligado a las autoridades británicas a establecer duras medidas restrictivas en parte del país por el alarmante incremento de los contagios.

Ante la evidencia científica que indica que la nueva cepa acelera hasta un 70 % la transmisión, el primer ministro británico, Boris Johnson, se ha visto forzado a modificar los planes de movimiento de la población para esta Navidad.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado