EFE.- La pandemia de covid-19 y las medidas de confinamiento han destruido más de 500,000 empleos en Honduras, donde el sector turismo es el más golpeado y ocho de cada diez empresas han disminuido sus ventas, alertó este martes el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del país (IIES).

Unas 500.000 personas perdieron su trabajo por las medidas de confinamiento impuestas para combatir el coronavirus en Honduras, el tercer país de Centroamérica más afectado por la enfermedad, dijo a Efe el director del IIES de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Ricardo Matamoros.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Las empresas no han podido sostener los mismos empleos que tenían a inicio del año, mucho menos generar nuevos puestos de trabajo”, subrayó Matamoros.

Más del 33 % de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) han suspendido o despedidos a muchos de sus trabajadores por los efectos de la pandemia, añadió.

VENTAS BAJAS OBLIGAN A CERRAR EMPRESAS

Pese a la nueva normalidad que comenzó a finales de julio, ocho de cada diez empresas reportan una disminución en sus ventas entre enero y octubre de 2020, indicó Matamoros al citar el informe “Análisis de resiliencia empresarial covid-19”, elaborado por IIES divulgado la semana anterior en Tegucigalpa.

Las compañías que no presentaron ganancias en sus ventas decidieron suspender o despedir a miles de trabajadores,  principalmente de las micro, pequeñas y medianas empresas, señaló.

Sumado a las más de 3.000 muertes y los 117.190 casos, la crisis sanitaria ha causado una contracción del 8,4 % de la actividad económica de Honduras en los primeros diez meses de 2020, según el Banco Central.

El 10,2 % de las 748 empresas encuestadas, principalmente MiPymes, han cerrado de forma definitiva ante la caída en el consumo por la crisis de la covid-19, mientras que un 59,4 % se recuperó parcialmente, pero sus niveles de resiliencia son bajos, añade el informe que surgió como iniciativa de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras y la Cámara Nacional de Turismo de Honduras.

Sin embargo, un 16,2 % de las empresas logró reanudar operaciones al mismo nivel, mientras que un 7,5 % estima recuperarse completamente y mejorar sus ventas.

El estudio fue apoyado también por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) a través de su proyecto Transformando Sistemas de Mercado (TMS), en el IIES.

TURISMO, EL SECTOR MÁS AFECTADO

El 67 % de las empresas considera que en 2021 podría incrementar su producción, pero solo un 13 % estima que disminuirá, agregó.

Matamoros indicó que las empresas del sector turismo son las “más golpeadas” por la crisis derivada del coronavirus, sumado a los graves daños que dejaron en noviembre pasado las tormentas tropicales Eta e Iota.

Un 78 % de las empresas han implementado cambios en su “modelo de negocios” al hacer alianzas con otras compañías como una estrategia “preponderante” para superar la crisis de la covid-19, siendo el sector turismo el más interesado en capacitar su personal en la adaptación al nuevo entorno económico, señala el informe.

Un 92% de las empresas consideran que pueden superar la crisis de la covid-19, pero enfrentan choques externos que les afectan como la interrupción del transporte, servicios públicos, inseguridad, problemas con el suministro de electricidad, problemas políticos y precios en el mercado, entre otros.

EMPRESAS DIRIGIDAS POR MUJERES TIENEN MENOS ACCESO A CRÉDITOS

Las micro y pequeñas empresas tienen “una menor posibilidad de acceder a las medidas de alivio del gobierno que las empresas medianas y grandes”, añade.

Las empresas que dirigen mujeres, según el documento, tienen “menos probabilidades” de acceder a financiación para hacer frente a la crisis que las que manejan hombres.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Ante este panorama, el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de Honduras sugiere a las autoridades pensar en un plan de reconstrucción que permita generar puestos de trabajo.

Abogó también por un mayor apoyo financiero a las empresas para que reactiven operaciones, pero para ello es necesario reformar crediticia integral que contribuya a reducir los intereses.

En el tema fiscal, Matamoros considera necesario promover un presupuesto público con mayor inversión pública, aunque reconoció que en este momento es inevitable asumir un “mayor endeudamiento irresponsable”.