La actividad económica de El Salvador registró una recuperación en el tercer trimestre de 2020 al aumentar 12% respecto al trimestre anterior, indicó el Banco Central de Reserva (BCR).

Lo cual significó en términos de tasa anual una menor contracción (-10.2%), la cual es inferior en 9.6 puntos porcentuales respecto a la del segundo trimestre de 2020 (-19.8%), mostrando una recuperación sin precedentes en la serie 2005-2020.

Los sectores que impulsaron esta recuperación en El Salvador fueron las Industrias manufactureras (33.3%); Construcción (26.3%); Comercio al por mayor y por menor (25.0%); Actividades de alojamiento y servicios de comida (16.4%); y Actividades profesionales, científicas y técnicas (13.7%), detallo el banco central.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El resultado del tercer trimestre de 2020 se encuentra relacionado a las fases de reapertura económica y al proceso realizado por las empresas salvadoreñas, que en un corto tiempo generaron condiciones para innovar, digitalizar y crear nuevos productos y canales de distribución.

“La industria ha logrado recuperarse por el efecto de demanda en algunos productos esenciales para los hogares como son los alimentos, productos de limpieza y desinfección, salud preventiva mediante vitaminas y la demanda de antivirales en general y a un incremento de la demanda externa, principalmente por productos textiles”, explicó el BCR de El Salvador.

Para el banco central, un efecto multiplicador en la economía se presenta en la actividad Construcción, que al continuar desarrollando los proyectos de inversión, demanda una cantidad importante de empleo y activa las cadenas de suministro locales por los insumos requeridos de la industria y del comercio.

Demanda interna, en recuperación

La demanda interna como externa se recuperaron en el tercer trimestre de 2020 respecto al trimestre anterior, especialmente el Consumo Final de los Hogares (12.7%), la Inversión (38.0%) y las Exportaciones (64.4%).

El incremento de la producción en las actividades económicas, y por ende, en los ingresos de los hogares, permitió que su gasto de consumo se recuperara. Otro factor importante en la recuperación de esta variable económica lo constituyen las remesas familiares, las cuales totalizaron US$4,188.1 millones hasta el mes de septiembre, superando en 0.8% al monto recibido en igual período de 2019, con lo cual se revirtió la tendencia a la baja del trimestre anterior, la cual ha continuado en los siguientes meses.

La inversión, tanto pública como privada, ha constituido un importante motor para la recuperación económica en el tercer trimestre en El Salvador, gracias al desarrollo de proyectos privados de construcción residencial y corporativos, construcción de centros comerciales, construcción de plantas generadoras de energía, proyectos de energía con base a energía solar y eólica, entre otros; mientras que en la inversión pública, se continuaron desarrollando obras públicas como la construcción de los periféricos Gerardo Barrios, Claudia Lars, las obras de la presa hidroeléctrica 3 de febrero, entre otras.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter