EFE.– El ministro de Alemania de Sanidad, Jens Spahn, se mostró este martes esperanzado de que, para mitad del año que viene, se pueda ofrecer libremente a todo quien quiera, una vacuna contra el coronavirus en su país.

En una entrevista retransmitida en directo en la página web del diario “Bild”, Spahn se mostró “optimista” al respecto porque confía en que la vacuna de al menos una tercera farmacéutica (además de BioNTech/Pfizer y Moderna) sea autorizada en la Unión Europea (UE) en los próximos meses.

“Soy optimista y creo que en la primera mitad del año puede haber una oferta de vacuna para todo el que quiera”, aseguró Spahn, dando a entender que para entonces, siguiendo los criterios de prioridad establecidos, ya habrán sido vacunados los grupos vulnerables, los sanitarios y los profesionales públicos esenciales.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

No obstante, el ministro de Sanidad reconoció que “depende de cuándo se autoricen las demás” vacunas que se están ahora desarrollando.

Según sus estimaciones, Alemania recibirá unos 50 millones de unidades en los seis primeros meses de 2021, con lo que se podrán vacunar unos 25 millones de personas, porque las vacunas de BioNTech/Pfizer (ya autorizada) y Moderna (en tramitación) precisan dos pinchazos.

Sin embargo, Spahn evitó hacer promesas concretas que quizá no pueda cumplir y que acarrearían una pérdida de “confianza”.

El ministro alemán rebatió las críticas sobre la escasez de dosis en Alemania (y en toda la UE) frente a la situación en otros países, como Estados Unidos e Israel, que han iniciado ya sendas campañas de vacunación masiva.

Subrayó asimismo que la Comisión Europea (CE), encargada de negociar conjuntamente los acuerdos de compra, ha adquirido a su juicio “suficientes” dosis, aunque la primera partida sea para todos “insuficiente”.

“Estoy seguro de que en unos meses se me criticará porque tenemos demasiadas vacunas”, apostilló.

Spahn defendió asimismo la decisión “conjunta” del Gobierno alemán de apostar por la “vía europea”, descartando la opción de cerrar individualmente acuerdos con farmacéuticas para dejar que la CE negocie por los 27.

Todos los Estados miembros, agregó, acordaron no competir por las vacunas y no negociar de forma paralela con las farmacéuticas, dejando esta labor a la CE, la “vía solidaria”, según Spahn.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter