Por Uriel Naum Ávila*

En la columna pasada mencionaba que España quiere más turistas costarricenses en el futuro, cuando la pandemia Covid-19 esté más controlada y la Unión Europea y el Grupo Schengen levanten las restricciones para viajar a Europa.

Pues bien, al país Ibérico también le gustaría que los panameños lo visitaran más cuando las condiciones sean mejores para ello. Así me confirmó días atrás Fernando Villalba, Consejero de Turismo de la Embajada de España en Panamá con residencia en la Ciudad de México.

“Se trata de un país (Panamá) que en proporción con su población tiene un apreciable número de vuelos hacia España. También tiene un segmento emisor de turistas a nuestro país que consideramos importante en Centroamérica, y creemos que pueden venir mucho más viajeros todavía. El turista panameño es muy apreciado en nuestro país”, comentó Fernando Villalba.

En 2019, fueron más de 33,400 los turistas panameños que visitaron España, un número superior al de 2016 y 2017, aunque un poco menor que el logrado en 2018, cuando lo hicieron casi 38,000 viajeros del país canalero.

Por supuesto, un atractivo más para España es el hecho de que Panamá sea un hub de la aviación en la región, lo que significa una oportunidad para que también otros turistas de Latinoamérica puedan visitar el país Ibérico en el futuro a través del país centroamericano, que conecta diferentes continentes.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“Tanto Costa Rica como Panamá son países muy importantes en materia turística; reciben viajeros y también los emiten. Y el hecho de que sean de los países de Centroamérica con mejor nivel de ingresos, también es un elemento que nos lleva a pensar que pueden no solo visitar un destino en España, sino varios”, señaló el Consejero de Turismo de la Embajada de España en Panamá.

No se trata de un hecho menor lo que menciona Fernando Villalba, ya que además de la oferta gastronómica e histórica que puede ofrecer España a los panameños, por ejemplo, hay un turismo de moda y de shopping, que podría resultar interesante.

Recordemos que marcas como Zara o Mango, por ejemplo, tienen su sede creativa en España, además de centros comerciales que van marcando la pauta en el mundo de la moda, sobre todo a nivel Iberoamérica.

Además, “en España encuentran un país con la misma cultura. Un país con el mismo idioma. Un país con historias compartidas, con lazos familiares de sangre históricos muy antiguos. Se trata de una segunda patria. Cuando los panameños llegan a España, los hacemos sentir realmente en casa”.

España espera fomentar, sobre todo después de que la pandemia esté más controlada, que panameños puedan viajar más a ese país, a través de una mejor difusión de todos los lugares que podrían visitar más allá de Madrid y Barcelona.

*Es periodista de negocios de Latam y consultor de comunicación empresarial.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.