EFE.- Honduras cierra 2020 con más de 3,100 muertos por covid-19, mientras que los contagios rozan los 122,000, desde marzo, cuando se comenzó a expandir la pandemia de la mortal enfermedad, según registros oficiales.

La curva de la pandemia sigue en alza en el país centroamericano, donde en diciembre se han incrementado las muertes y contagios, luego de que a raíz de las tormentas tropicales Eta e Iota el Gobierno suspendió las medidas de circulación restringida, que se mantuvieron durante unos cinco meses.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

En diciembre se ha cumplido lo que previeron médicos de hospitales públicos, que habría muchos más casos de muertos y contagios, en parte porque no se estaba llevando un riguroso control sanitario en los albergues con miles de damnificados a causa de las dos tormentas tropicales, que tuvieron mayor incidencia en el norte y occidente del país.

En esas dos regiones todavía permanecen miles de damnificados en albergues o campamentos improvisados que levantaron a orillas y medianas de autopistas a partir del 4 de noviembre, principalmente en las ciudades de San Pedro Sula, La Lima y El Progreso, cuando comenzaron las severas inundaciones que dejaron los dos fenómenos naturales.

Hasta el miércoles, el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) había registrado 121,827 personas contagiadas por Covid-19, mientras que la cifra de muertos sumaba 3,130.

Muchas personas circulan sin llevar mascarilla

Pese a los múltiples llamamientos a la población de autoridades sanitarias y médicos que hacen frente a la pandemia en los nosocomios públicos, en el sentido de protegerse, usando al menos mascarillas al salir de sus casas, muchas personas no lo hacen.

En las calles, mercados populares, barrios, negocios informales y otros sitios, son muchas las personas que no llevan mascarilla.

Te recomendamos: Expertos recomiendan retomar las restricciones contra la pandemia en Honduras

Además, en noviembre y diciembre, sin las restricciones a la circulación, que hasta antes de las tormentas tropicales está autorizada a solamente dos dígitos del carné de identidad para los hondureños, o pasaporte en el caso de los extranjeros, la movilización de personas es masiva.

Mercados, supermercados, restaurantes, comercios en los que se vende ropa, calzado, perfumes, juguetes y muchos otros productos, se han visto muy concurridos en los últimos dos meses, aunque en los negocios formales se exige a los clientes, de manera obligatoria, el uso de tapabocas.

En diez meses de pandemia Honduras ha registrado, según las cifras oficiales, un promedio de 12,182 contagios y 313 muertos mensuales.

La pandemia, Eta e Iota, lo peor para honduras en 2020

La pandemia de Covid-19 y las tormentas tropicales Eta e Iota han sido lo peor que ha sufrido Honduras en 2020 en lo social, económico y ambiental.

El Covid-19, además de los muertos y contagios, dejó a más de 500,000 personas sin empleo y paralizó su aparato productivo durante más de tres meses, lo que ha tenido graves repercusiones en la frágil economía del país, que no era de bonanza antes de que la enfermedad se comenzara a propagar.

La situación de Honduras se agravó con las tormentas tropicales Eta e Iota, que dejaron a miles de familias damnificadas y sin vivienda, además de graves daños a la infraestructura productiva.

Las pérdidas causadas por el parón provocado por Covid-19 y los efectos de Eta e Iota en Honduras superan los 100,000 millones de lempiras (más de 4,140 millones de dólares), según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco Central del país centroamericano.

Los daños que dejaron en noviembre pasado Eta e Iota equivalen a “45,676 millones de lempiras (1,879 millones de dólares), subraya el informe de la Cepal entregado el pasado día 22 por el delegado del ente, Omar Bello, al Consejo de Ministros de Honduras, que lidera el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

Perdidas causas por los Huracanes Eta y Iota

A las pérdidas causadas por los dos fenómenos naturales se suma la crisis derivada de la pandemia de Covid-19 que, según el Banco Central de Honduras, superan los 55,000 millones de lempiras (2,264 millones de dólares).

El presidente del BCH, Wilfredo Cerrato, dijo que las pérdidas causadas por Covid-19 y las tormentas Eta e Iota suponen una “caída histórica de alrededor del 9 % al 10 %” del Producto Interno Bruto (PIB).

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

“Entonces, cuando sumamos el impacto de la producción, estamos hablando de un impacto fuerte de 100,000 millones de lempiras (4,143 millones de dólares), y este es un dato muy fuerte”, explicó el alto funcionario.

Los daños de las tormentas son visibles en los cerros y montañas, con grandes derrumbes, lo mismo que en carreteras, entre principales, secundarias y terciarias, y puentes, entre otras obras de infraestructura.