EFE.- El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) aprobó en 2020 más de 14.000 millones de dólares (mdd) en préstamos a países de la región, principalmente para atender los efectos de la pandemia por Covid-19, informó la institución en una nota de prensa.

Esta cifra “récord”, señala el escrito, incluyó cerca de 4,500 mdd destinados a la economía y a los sistemas de salud de las naciones latinoamericanas, que han registrado millones de contagiados y miles de muertos en los últimos 12 meses.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Los préstamos también se usaron para “mejorar las infraestructuras digitales, terrestres y energéticas”, un sector que acaparó más de 2,000 mdd.

“CAF es un socio incondicional del desarrollo de América Latina, y muestra de ello es el récord de aprobaciones que hemos realizado en un año complicado como ha sido el 2020″, dijo el presidente ejecutivo de CAF, Luis Carranza, citado en la nota oficial.

El jefe de la entidad financiera subrayó también que, más allá de atender las necesidades generadas por la pandemia, la institución mantuvo su “apoyo en áreas clave del desarrollo” y se está “reforzando para ofrecer mejores servicios técnicos y financieros” a los países miembros.

Aparte de estas iniciativas, en 2020 la CAF apoyó a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) con hasta 1,600 mdd “para impulsar su internacionalización, innovación e integración productiva, y de esta manera promover el empleo formal y la recuperación económica de la región”.

“Asimismo, en el marco de la reactivación económica, el Directorio aprobó una facilidad por 1,200 mdd denominada Programa de apoyo a Empresas de Servicios Públicos, dirigida a empresas prestadoras de los servicios públicos de energía eléctrica, gas y agua”, prosigue la nota.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El Banco comenzó en 2020 un proceso de “fortalecimiento patrimonial” que permitirá que los países miembros puedan aumentar su capacidad crediticia entre dos y cuatros veces el capital aportado.

Al cierre de su 50 aniversario en 2020, el organismo multilateral acumuló un total de más 200,000 mdd aprobados desde su creación en 1970, “para promover el desarrollo sostenible y la integración regional”, agrega la nota.