Reuters.- El Congreso de Estados Unidos retomó la noche de este miércoles la sesión para corroborar el resultado de las elecciones de noviembre, después del asalto al Capitolio por parte de los seguidores del presidente Donald Trump.

La policía declaró al Capitolio “seguro” poco después de las 5:30 pm (hora local), y los legisladores se reunían de nuevo a las 8:30 pm para reanudar la certificación de la elección.

“A los que causaron estragos en nuestro Capitolio hoy, les digo que no ganaron”, dijo el vicepresidente Mike Pence al reanudar la sesión. “Volvamos al trabajo”, dijo, recibiendo aplausos.

“Certificaremos al ganador de las elecciones de 2020”, añadió el líder republicano del Senado Mitch McConnell, calificando el asalto de los partidarios de Trump como una “insurrección fallida”.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ordenó un toque de queda en toda la ciudad a partir de las seis de la tarde.

Tropas de la Guardia Nacional, agentes del FBI y del Servicio Secreto de los Estados Unidos fueron desplegados para ayudar a la abrumada policía del Capitolio. Efectivos de la Guardia y la policía empujaron a los manifestantes lejos del Congreso después de que el toque de queda entró en vigor.

“Así es como se disputan los resultados de las elecciones en una república bananera, no en nuestra república democrática. Estoy consternado por el comportamiento imprudente de algunos líderes políticos desde las elecciones”, dijo el expresidente George W. Bush, un republicano, en un comunicado en el que no mencionó a Trump por su nombre.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook