EFE.- La Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador garantizará que las elecciones legislativas y municipales del 28 de febrero en el país sean democráticas y para ello la institución será “implacable en la aplicación de la ley” para “los que quieran cometer algún tipo de delito electoral”, dijo este miércoles el fiscal general, Raúl Melara.

El titular del Ministerio Público señaló, durante una entrevista en una radio local, que la Fiscalía “no va a permitir que se dé ningún tipo de hecho de fraude el 28 de febrero“.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

“No es posible que se esté hablando de fraude (…) vamos a ser implacables en la aplicación de la ley para aquellos que quieran cometer algún tipo de delito electoral y vamos a estar presentes en todo el país para garantizar que esto sea así”, dijo el fiscal.

Melara señaló que hasta el momento el proceso que llevaba a cabo el Tribunal Supremo Electoral (TSE), de cara a dichos comicios, “se está realizando bajo la mira de la Fiscalía“.

Coordinación del evento electoral del 28 de febrero

“Nosotros como Fiscalía vamos a estar enfocados en trabajar de la mano con el Tribunal Supremo Electoral para la coordinación del evento electoral del 28 de febrero (…) la Fiscalía tendrá fiscales electorales en todo el país para garantizar que estas elecciones sean limpias y transparentes”, apuntó.

El Tribunal Supremo Electoral convocó el 30 de septiembre pasado a los comicios legislativos y municipales que se celebrarán el 28 de febrero de 2021, cuya fecha se mantiene a pesar de los efectos causados por la pandemia del coronavirus en el país.

Melara también llamó a los partidos políticos y a sus simpatizantes a evitar la violencia electoral y a realizar campañas electorales apegadas a la ley.

“Desde ya hacemos un llamado a todos los partidos políticos y a todos los militantes a que se elimine de una sola vez el tema de la violencia electoral (…) no esperemos a que haya un muerto, procesados, desde ya todos debemos de poner lo que nos corresponde para que este evento electoral sea un éxito para todos los salvadoreños y que la democracia prevalezca”, añadió.

Diversos analistas políticos han señalado que esta campaña electoral será la más confrontativa por la relación tensa que el presidente Nayib Bukele mantiene con los demás órganos de Estado, en especial con la Asamblea Legislativa, ya que esta situación puede ser retomada por los candidatos del partido de Bukele.

En estas elecciones El Salvador renovará a los 84 diputados del Congreso y, de acuerdo con encuestas recientes, el partido Nuevas Ideas (NI, derecha), fundado por un movimiento de Bukele y dirigido por un primo suyo, puede que sea la formación más votada.

Según proyecciones de una encuesta universitaria dada a conocer recientemente, los partidos políticos del oficialismo controlarán la Asamblea Legislativa tras las elecciones de febrero de 2021 con el 83 % de los diputados.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El sondeo del Centro de Estudios Ciudadanos de la Universidad Francisco Gavidia (UFG) señala que el partido Nuevas Ideas posee el 48 % de las preferencias electorales, mientras que la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA, derecha), formación con la que Bukele alcanzó la Presidencia, el 6.1 %.

Las elecciones del 28 de febrero serán las décimas legislativas y municipales desde la firma de los Acuerdos de Paz en 1992, que marcaron el fin de la guerra civil que El Salvador vivió desde 1980 y que dejó 75,000 muertos y 8,000 desaparecidos.