EFE.- La Asamblea Legislativa de El Salvador expresó este jueves su preocupación por “los episodios generados por grupos violentos estimulados por el presidente Donald Trump“, quienes irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos.

El miércoles cientos de seguidores del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, irrumpieron en el Capitolio durante una sesión conjunta de ambas cámaras, cuando iban a contar los votos del Colegio Electoral y ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios presidenciales del 3 de noviembre. Estos actos violentos se cobraron la vida de cuatro personas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Durante la jornada de ayer, Trump tuiteó justificando la actitud de sus seguidores y en un momento dado les pidió que fueran “pacíficos”, poco antes de que la red social decidiera suspender temporalmente la cuenta.

Además, Trump, que no ha reconocido su derrota en las elecciones, culpó a su vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión en el Congreso, del caos generado por no haberse otorgado poderes que no le concede la Constitución para revocar la victoria electoral de Biden durante la sesión legislativa.

Parlamento de El Salvador

El Parlamento salvadoreño, a través de un pronunciamiento público emitido este jueves, señaló que “estos acontecimientos sucedidos en ese país nos recuerdan las acciones violentas con las que fue irrumpido (en febrero de 2020) el Parlamento de El Salvador por el presidente Nayib Bukele, en contraposición de los principios democráticos y respeto a la separación de poderes”.

Dicho órgano de Estado exhortó a que “se respete la voluntad del pueblo en elegir a sus gobernantes y decidir su futuro, bajo el principio del derecho internacional de autodeterminación de los pueblos”.

Además se solidarizó con los familiares de las víctimas de “estos lamentables sucesos” y con el pueblo norteamericano.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

La Asamblea Legislativa expresó su preocupación por lo sucedido en Estados Unidos en medio de un silencio gubernamental del presidente Nayib Bukele, quien hasta el momento no se ha pronunciado al respecto. 

Para el presidente Bukele, su homólogo Donald Trump, pese a su retórica antimigrante, es una persona “very nice and cool“, según lo señaló el mismo mandatario centroamericano.