Por Mirna Gutiérrez

Los viajes prácticamente se detuvieron debido a la pandemia del Covid-19, lo que repercutió en bajos niveles de ocupación hotelera. Ante este panorama, los operadores y los dueños se están enfrentando a la falta de demanda, no sólo en la ocupación por el turismo y viajes de trabajo, sino también por la cancelación de eventos corporativos de grandes dimensiones.

En abril la ocupación hotelera en Centroamérica registraba niveles inferiores a 10% y los equipos de gestión tuvieron que asegurar los flujos de efectivo y las operaciones, así como analizar la terminación de contratos en su equipo de trabajo.

El sector tendrá algunos activos que están en peligro y otros se venderán, lo que abrirá el interés de los inversores de capital privado, señala información de GRI Club.

Le invitamos a leer:

Mejora a la vista

El panorama parece mejorar ante la reactivación de algunas economías, y la ocupación eleva sus números; por ejemplo, en agosto Guatemala alcanzó 20%, de acuerdo con la Cámara de Turismo de Guatemala (Camtur).

En Costa Rica, la cadena Marriot International anunció en noviembre la reapertura de cuatro de sus propiedades con la implementación de tecnologías de limpieza como rociadores electrostáticos y equipos de protección, además de un rediseño interior para garantizar la sana distancia.

Pero también hay nuevos proyectos en puerta en la región. En este sentido, el grupo turístico RCD Hotels construirá Latitud 18, desarrollo con un modelo de turismo ejecutivo, que estará ubicado en Santo Domingo, República Dominicana.

Le invitamos a leer:

Juntos por la recuperación

Mónique Céspedes, partner Centroamérica y el Caribe de 4S Real Estate, prevé que para finales de este año el sector seguirá por debajo de la ocupación, debido al miedo de un rebrote y a las restricciones de movilidad que aún siguen vigentes.

Para la recuperación es fundamental la coordinación internacional y público-privada, trabajar con los gobiernos en mecanismos que apoyen a las aerolíneas y la conectividad, y contar con los mismos protocolos en todos los hoteles a nivel mundial.

También hay que realizar pruebas para detectar el virus y permitir viajar a la gente sólo con resultados negativos, dijo Gloria Guevara Manzo, presidenta y ceo del WTTC (Consejo Mundial de Viajes y Turismo), en el marco de la Conferencia de Inversión en Hoteles y Turismo para Latinoamérica y el Caribe (SAHIC).

“Vamos en el camino correcto y esperamos salir adelante y recuperarnos más rápido de lo estimado. Si hacemos lo correcto esto nos puede ayudar a reducir el tiempo de recuperación que tomaría de tres a cuatro años a sólo 18 meses, lo que sería un gran avance”, afirmó Guevara.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA