EFE.- Un grupo de futbolistas panameños protestó este jueves frente al edificio de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) pidiendo mejores condiciones y una profesión digna, previo al inicio del torneo Apertura 2021.

“El no tener en esta nueva liga la seguridad social que nos prometieron ha generado malestar en nuestros futbolistas y nos lleva a tomar acciones como la de hoy, en la cual queremos levantar nuestra voz de protesta para un mejor futuro para el jugador“, dijo ael presidente de la Asociación de Futbolistas de Panamá (Afutpa), Juan Ramón Solís.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El Apertura 2021 de la Liga Panameña de Fútbol (LPF) tendrá cambios de formato: será ahora con 12 equipos divididos en conferencias del este y oeste, cada una con 6 clubes, un tope salarial de 15,000 dólares mensuales por equipo para plantilla de jugadores y que en segunda división la edad máxima de los futbolistas será de 20 años.

Con ese tope salarial, agregó Solís, el salario promedio de un jugador de fútbol de la Liga Profesional de Fútbol de Panamá (LPF) sería de 750 dolares.

“Hemos sido muy honestos en creer en el nuevo proyecto y el desarrollo de nuestro fútbol, pero tenemos la liga con los salarios más bajos de la región, debemos aspirar a mejorar eso”, advirtió.

Con el tope salarial, muchos jugadores se van a quedar sin jugar en la primera división y por el tope de edad en la segunda división tampoco conseguirán trabajo, alertó.

“El tema de la seguridad, que nos prometieron en la mesa de negociación el año pasado no se dará”, lamentó Solís.

Otro de los objetivos de Afutpa, aseguró Solís, es que el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) vea “las afectaciones de los jugadores y conozca nuestra situación y lo que se pide, no para mí, sino para los atletas“.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

“Nosotros no pedimos más que mejores condiciones y una profesión digna. De aquí para adelante, buscaremos los mecanismos para levantar nuestra voz, que nos escuchen y nos sentemos en una mesa de negociación de manera igualitaria y justa”, puntualizó. 

En esta protesta pacífica participaron jugadores de la primera y la segunda división, de la liga femenina y jugadores retirados con pancartas exigiendo mejores condiciones laborales.