EFE.- El producto interno bruto (PIB) cayó en Alemania 5% en 2020 por el impacto de la pandemia del coronavirus, el mayor retroceso desde la crisis financiera de 2008-2009, informó este jueves la oficina federal de estadísticas, Destatis.

El presidente del organismo oficial alemán, Georg Thiel, admitió que la economía alemana se vio “seriamente afectada” por las consecuencias de la pandemia.

El dato de la caída del PIB el año pasado es algo menor del pronosticado recientemente por el Bundesbank, el banco central alemán, que había previsto que la economía retrocedería 5.5% en 2020 cuando emitió sus previsiones el pasado diciembre.

El Bundesbank pronosticó que en 2021 la economía alemana crecerá 3% en 2021 y 4.5% en 2022.

La economía alemana sufrió el año pasado las consecuencias de la pandemia “en prácticamente todos los sectores”, tanto en los servicios como en el ámbito de la producción de bienes, precisó Destatis.

El descenso del PIB en 2020 sigue al aumento del 0.6% que se había registrado en 2019 y la mayor bajada se había dado hasta ahora en 2009, cuando la economía alemana se contrajo 5.7% como consecuencia de la crisis financiera.

Los datos oficiales indican que la coyuntura se vio especialmente perjudicada en 2020 en el ámbito de los servicios, que registraron “fuertes retrocesos sin precedentes”, y Destatis indicó que la pandemia golpeó especialmente al comercio, el transporte y la hostelería.

En conjunto, estos sectores anotaron en 2020 un retroceso del 6.3% y los datos oficiales indican que, por el contrario, el comercio por internet experimentó una subida; Destatis confirma que el sector del turismo registró una caída “histórica” el año pasado.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La contracción de 2020 también tuvo sus consecuencias negativas en el ámbito del empleo y acabó con 14 años consecutivos de crecimiento de la ocupación en el país: en 2020 se registró un 1.1% menos de personas con trabajo (477,000 menos que en 2019).

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, admitió este jueves que la caída del 5% del PIB en 2020 es “dramática”, pese a que el resultado mejoró las previsiones del Gobierno y alejó los pronósticos más pesimistas hechos al comienzo de la pandemia.

“La economía alemana ha caído en un 5%. Es una cifra dramática, el que el resultado esté medio punto por encima de nuestras previsiones es un consuelo muy frágil”, reconoció Altmaier ante la prensa.

Añadió que afortunadamente no se cumplieron los pronósticos más pesimistas, que esperaban una caída de la economía de más del 10%, pero subrayó que la contracción del 5% es un promedio y que, mientras que hubo algunos sectores que tuvieron beneficios, hubo otros que se vieron más afectados por la pandemia.

El ministro de Alemania defendió, por otra parte, las medidas tomadas en primavera para ayudar a la economía frente a quienes acusaron al Gobierno de estar dilapidando fondos públicos y creando una mentalidad contraria a la que debe regir en una economía de mercado.

“Hemos otorgado cerca de 75,000 millones de ayudas tanto a empresas pequeñas y medianas como a grandes empresas como Lufthansa o TUI. Eso fue necesario y acertado. No se trataba de soluciones a largo plazo sino de proteger a la economía de repercusiones irreversibles”, dijo.

Altmaier agregó que, junto con el ministro de Finanzas Olaf Scholz, seguirá procurando que haya los fondos necesarios para garantizar que Alemania siga siendo un país que genere empleos y del que salgan impulsos “para Europa y para el mundo”.

Interrogado acerca de si cree que el pronóstico del crecimiento para Alemania este año de 4,4 por ciento se podrá mantener, Altmaier dijo que no quería dar cifras exactas pero que es optimista.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Las razones de ese optimismo son, dijo Altmaeier, que hay indicadores que apuntan a que la economía se ha visto menos afectada por las restricciones impuestas en otoño que por las restricciones de primavera, durante la primera ola del coronavirus.

“Tuvimos una dura caída en primavera porque nadie estaba preparado para la pandemia. Las cadenas de suministro en todo el mundo se rompieron. Hemos constatado que las nuevas restricciones han tenido menos repercusiones sobre la economía que las restricciones en primavera”, dijo.

“Espero que en 2021 haya crecimiento, no quiero dar datos exactos todavía pero soy optimista”, agregó.