Por Manuela Arnedo

Desde hace décadas, la gran mayoría de las campañas publicitarias de televisión, radio y medios impresos, utilizan personalidades del medio del entretenimiento, los deportes y la cultura como embajadores de sus marcas, que ven reflejados en estos voceros los valores o estilos de vida que sus productos promueven, desde bebidas hidratantes o productos de wellness hasta perfiles de negocios y gadgets de todo tipo.

A pesar de que actualmente el uso de estos embajadores famosos sigue siendo una “carta segura” de las grandes marcas, es un hecho sus campañas de  marketing han tenido que evolucionar a la par de sus consumidores, es por ello que actualmente y más que nunca las marcas están trabajando de la mano de las nuevas tecnologías, encontrando en las redes sociales una fuente de publicidad casi inagotable, al grado de, en algunos casos desplazar las masivas y muy costosas campañas de publicidad en televisión o impresos.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Pero, ¿quiénes son los encargados de darle voz y rostro a las marcas en el inmenso mundo de las redes sociales?La respuesta es: los creadores de contenido, o en otras palabras “influencers”. Muchos de ellos, no salen en la televisión o en ningún otro medio, no tienen experiencia como modelos profesionales e incluso resultan desconocidos para ciertos sectores de la población. Sin embargo, a través de sus redes sociales cuentan con miles y hasta exorbitantes millones de seguidores o “followers”, es decir potenciales consumidores que se encuentran a la expectativa de lo que sus “influencers” usen, coman o visiten.

Hoy en día, existen muchos creadores de contenido, con perfiles y estilos diferentes que podrían “encajar” con casi cualquier marca o producto existente, sin embargo puede ser complicado encontrar al influencer perfecto para cada campaña. Es por ello que ya existen agencias de creadores de contenido, quienes te pueden orientar y ayudar a encontrar el creador de contenido que mejor se adapte a las necesidades de la marca para garantizar el éxito de la campaña y una correcta gestión en todo momento.

A continuación te presentamos un listado de las ventajas (lo bueno) de trabajar con influencers de marketing y también de los aspectos que debes cuidar al hacerlo ( lo no tan bueno) para que no se torne en una experiencia negativa.

LO BUENO

  • La marca tendrá a su disposición a un genuino talento creativo que sabrá con su particular estilo promover sus productos y valores. La originalidad del influencer es justamente lo que hará diferente esta campaña a las tradicionales, pues la interacción con sus seguidores garantiza una exposición inmediata, y aunque sea una inserción pagada, la audiencia disfrutará de la manera en que el influencer promocione la marca, creando inmediatamente un modelo aspiracional.
  • Un influencer, garantiza visibilidad: No solamente la marca estará siempre visible para la audiencia (a diferencia de un spot en radio o televisión), ya que la audiencia puede reproducir ilimitadamente el contenido del influencer en las redes sociales, además este contenido puede “viralizarse” es decir, compartirse también de forma ilimitada logrando cada vez un mayor alcance que además perdurará a través del tiempo (mientras este contenido se encuentre en la red).
  • Otra gran ventaja de este tipo de campañas es la retroalimentación. A través de sus redes sociales el influencer interactúa con sus seguidores, y estos dejan una enorme cantidad de likes y comentarios tanto positivos como negativos que le permitirán a la marca conocer mejor a sus consumidores en tiempo real, ¿qué les gusta? ¿que no les gusta?, etc. Esto es poderosa información que las marcas podrán utilizar a su favor. Difícilmente a través de otro medio se puede tener esta retroalimentación marca-consumidor.
  • Otro aspecto muy positivo del influencer marketing tiene que ver con las grandes marcas con publicidad ya consolidada en los medios tradicionales, pues con ayuda de los creadores de contenido, llegará aún más lejos. Las redes sociales siempre serán un valor agregado para las marcas sin importar que tan famosas sean.
  • Por si fuera poco, el influencer marketing ofrece versatilidad, con esto las marcas llegan a diferentes públicos con la ayuda de distintos creadores de contenido (así es, no solo debes escoger uno y ya). Con esta versatilidad se le da un plus al producto pues aunque en esencia estarán promocionando lo mismo la audiencia tendrá variedad, lo cual siempre se agradece.
  • Profesionalismo, no porque los influencers sean adolescentes o gente de apariencia informal, significa que la campaña no vaya a ser en serio. Recuerda que actualmente ser creador de contenido es un trabajo más y que se llevará a cabo con toda seriedad y compromiso con la marca, para ello te recomendamos acercarte a las agencias de creadores de contenido, ya que ellos pueden vigilar que las campañas se cumplan como debe de ser.
  • Y por último, una de las ventajas más importantes de este tipo de marketing: confianza. La gente suele confiar en la opinión de otras personas para comprar productos o adquirir servicios y si esta opinión viene de una persona que se admira o se tiene como modelo aspiracional, esta opinión se vuelve “ley” no por nada se les llama “influencers”, lo que ellos transmiten a sus seguidores definitivamente influye.

LO NO TAN BUENO

Como en todo servicio hay que cuidar  los siguientes aspectos  para que la influencer marketing sea toda una experiencia exitosa:

  • Para que no sea una desventaja,  se tiene que hacer una investigación previa del influencer, ya que muchas veces los seguidores con los que cuenta son bots (es decir, no es gente real) , por lo tanto, no se estaría  logrando el alcance que se desea, por lo tanto es muy necesario verificar números primero.
  • Se debe seleccionar al creador de contenido perfecto para la campaña, por ejemplo: no se puede elegir una influencer de moda para una campaña de videojuegos porque su audiencia simplemente no está interesada en los videojuegos, si se hiciera, perdería credibilidad ante su público, algo muy negativo pues para un influencer sus followers lo son todo.
  • Los seguidores de influencers son muy observadores, debido a esta interacción de la que hablábamos, los followers son muy propensos a detectar cuando un influencer no es genuino y si notan una inserción pagada y que no coincide con el perfil del influencer, esto podría generar  muchos comentarios negativos y hasta provocar la pérdida de seguidores.
  • Se corre el riesgo de que el  influencer no se “case” totalmente con la marca y que en su vida cotidiana use otras marcas, o peor aún que en sus contenidos evidencie estas contradicciones, esto definitivamente destruiría su  credibilidad y perjudicaría a la marca pues quedaría claro que solo la promueve porque le pagan para ello y no porque realmente sea buena.
  • Las campañas con influencers son cortas en comparación con las de otros medios. Por ejemplo, una campaña en tv se repite constantemente, mientras que un influencer regularmente hace uno dos posts o unas cuantas menciones y aunque esto perdurará en la red, no lo estará  repitiendo de manera constante.  Sin embargo, esto también dependerá del tipo de contrato se maneje con el creador de contenido.
  • No siempre hay garantía de éxito. Obviamente, si un influencer tiene 11 millones seguidores, esto no significa 11 millones de ventas garantizadas. Y también está la posibilidad de conflicto de intereses, ya que el influencer podrá promocionar un perfume de “x” marca, pero el día de mañana otro. Claro que esto también puede estipularse  en un contrato, como en cualquier trabajo.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

CONCLUSIÓN

Para permanecer en el gusto del público actual, es necesario hacerse presente a través de los medios que este público utiliza, nos referimos a las redes sociales que claramente han cambiado la forma en que interactuamos y hasta la forma en que compramos. Es evidente la ventaja que el uso de esta herramienta representa para las marcas, la esencia es la misma que la de la publicidad de siempre, tener un vocero o un embajador de la marca, pero en este caso no necesariamente es el galán de moda o el atleta de moda, sino gente “común” que solo utilizando su ingenio y su simpatía han logrado ser “seguidos” por una gran cantidad de personas y que por ello logran conectar con su audiencia con mayor facilidad, influyendo en sus comportamientos y por su puesto en sus patrones de consumo, he aquí el nicho de oportunidad para las marcas. Realmente el influencer marketing, ofrece una gran cantidad de ventajas con pocos riesgos, sin duda esta es la publicidad del futuro…y del presente.