Por Daniela Arboleda Filigrana *

Con más de 90 escuelas de baile, más de 10 orquestas reconocidas a nivel internacional, con una feria que mueve más de 100 mil visitantes de todo el mundo, Cali, reconocida como la sucursal del cielo y la capital de la salsa, cuenta con un as bajo la manga que muy pocos conocen en la industria de entretenimiento: la salsa.

El 2020 fue un año que pausó muchas industrias a nivel mundial: el entretenimiento y el turismo quedaron prácticamente devastados. Sin embargo, hubo sectores del entretenimiento que migraron a los medios digitales y subsistieron durante un año realmente duramente golpeado económicamente.

Luego de las contrataciones canceladas, el año 2021 representa un nuevo aire de esperanza para el medio del entretenimiento.

Los empresarios comienzan a ver el potencial económico de la salsa en Cali, Colombia.

La industria de la salsa es la representación simbólica de un movimiento cultural de origen popular, que representa una historia de exitosos bailarines y el nacimiento de la nueva era de la danza. Es un ícono cultural de una ciudad que respira salsa y esto lo han descubierto los empresarios internacionales.

Esta disciplina está integrada por empresarios que quieren mostrar experiencias distintas en sus negocios, lo que significa una oportunidad gigante para valorar esta hermosa carrera, llena de dedicación y experiencia, que no es nada fácil para los artistas que la ejercen.

Alrededor de ella hay horas de ensayos e inmensos sacrificios para poder llegar a ser los mejores en su campo.

Le invitamos a leer: Los más creativos de la región

El core de negocio en esta industria

El arte como experiencia y muestra cultural es una gran mina de oro que debe saber aprovecharse.

Exigencia, calidad, perfección, pasión, dedicación, excelentes estilos, acrobacias, sabor, son algunas de las habilidades que permiten llevar estas muestras a otros países y poder dejar nuestro nombre en alto.

Así, hay reconocidas escuelas de baile que han logrado estar en importantes compañías y eventos a nivel internacional como lo es Candela Dance Company, por su calidad de bailarines élite y su gran plataforma compuesta por más de 30 artistas, que presentan diversas puestas en escena, recreando historias modernas sin perder la esencia cultural.

Mediante giras en Europa, Estados Unidos y China han logrado conquistar un mercado tan competido como lo es Dubái. Más de 15 países recorridos, más de 32 campeonatos ganados en primer lugar, con más de  15 años de experiencia en el sector, los posicionan como los mejores bailarines de Salsa de Cali, Colombia para el mundo.

El verdadero secreto para poder conquistar los mercados internacionales es simplemente ser los mejores y esto se logra con tiempo, dedicación y perfección en estilo.

Para el mercado internacional es muy importante generar experiencias a través del arte y la cultura, ya que tienen claro que un momento queda grabado para siempre y es una excelente forma de hacer marketing.

Estas negociaciones se realizan teniendo en cuenta las necesidades del cliente. Generalmente redondean precios desde los 30,000 dólares.

Le invitamos a leer: Industrias creativas: inspiración e inclusión “naranja”

La motivación de los artistas

“Al principio la idea era aprender para poder salir con mis amigos y mis amigas por que yo era el más malo de mis compañeros del colegio…

Entré a una escuela y vi en el baile algo muy diferente a lo que mucho imaginábamos al hacer mi primer show y pararme frente a mucha gente, poder sentir los aplausos. Me gusto ver cómo podía llevar felicidad y hacer algo de lo cual me podía sentir pleno”.

−Manuel Antonio Campaz, Director artístico y fundador de Candela Dance Company

“Me llevó a ser bailarina el impulso de mi mamá, porque siempre le ha gustado el baile y porque me lo mandó el psicólogo, ya que era una persona aislada y agresiva … y la forma de mejorar eso era compartir con personas. El baile me hacia sentir feliz”. 
−Joselin Escobar, bailarina de Candela Dance Company

“¿Qué siento cuando bailo? Es una pregunta que me han hecho varias veces, antes no sabia que responder , hoy creo que lo que siento es exactamente la misma sensación que produce la dopamina, es nada y es todo.  Es una vibración en todo el cuerpo que me hace sentir completamente feliz”. 
–Daniela Posada Castillo, bailarina de  Candela Dance Company

“Me convertí en bailarín para lograr salir del entorno tan pesado de mi barrio: amigos que me ofrecían drogas, robos y mucho más. Amigos de infancia que fueron matando por lo mismo. En el baile encontré una gran salida para expresar mis emociones”.
Duverney Ramos Bonilla, bailarín de Candela Dance Company

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter: @Forbes_CA

La otra cara del baile

El entorno social de algunos bailarines es realmente duro, ya que algunos jóvenes que se dedican a la vida artística han pasado por situaciones vulnerables y duras, que han ido superando gracias a encontrar una gran liberación por medio de este gran arte.

La industria de la salsa, una gran mina de oro para seguir explotando de la mejor forma, llevando un pedacito de nuestras raíces a los rincones de este planeta.

* Daniela Arboleda Filigrana es founder & manager innovation (CIO) de Miráfest Colombia;  además, es autor de la biblia de los millenials.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.