X
BREAKING
Bitcoin en El Salvador: Mitos y realidades

La suerte para la cúpula de Samsung no mejora. Hoy, la Corte Suprema de Corea del Sur anuló el veredicto que buscaba la suspensión de la condena de Jay Y Lee, el heredero de Samsung Electronics, ordenó su aprensión y lo sentenció a 30 meses de prisión, un claro revés para la compañía que enfrenta el caso de corrupción más importante de su historia y uno de los más relevantes para el país.

De acuerdo con información divulgada por Bloomberg , el Tribunal Superior de Seúl encarceló por primera vez a Lee en 2017, después de condenar al multimillonario por su papel en un escándalo de corrupción que culminó en la destitución y encarcelamiento de la expresidenta surcoreana Park Geun-hye. 

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El entonces líder del Grupo Samsung cumplió un año de prisión, sin embargo fue liberado en febrero de 2018 después de que su condena original de 5 años se redujera a la mitad y se suspendiera. Pero la Corte Suprema anuló ese veredicto y ordenó un nuevo juicio en 2019. Este lunes la sentencia de ese nuevo juicio, al líder de la firma más valiosa del país y uno de los hombres más ricos del mundo de vuelta a la cárcel.

De acuerdo con la información divulgada, Lee, de 52 años de edad, fue acusado de ofrecer pagos a un amigo de la expresidenta para ganar apoyo en su sucesión formal en Samsung.

Cabe recordar que la semana pasada, la misma Corte Suprema confirmó una sentencia de 20 años para Park, en la que argumentó cargos por aceptar un soborno relacionado con Samsung. 

Actualmente, Samsung se encuentra manejado por un grupo de ejecutivos; sin embargo, algunos analistas aseguran que la falta de liderazgo llega en un momento complicado a medida que la competencia de firma chinas se incrementa a nivel global.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado