EFE.- El Gobierno de Costa Rica recibió este lunes el segundo y último lote de trenes de pasajeros que compró a una empresa china y con los que pretende modernizar el servicio en el área metropolitana en los próximos meses.

Este lunes desembarcaron en el Puerto Caldera, provincia de Puntarenas (Pacífico), los últimos 4 trenes de pasajeros de un total de 8, que fueron comprados a la empresa china CRRC Qingdao Sifang por un total de 32,6 millones de dólares.

“Se trata de un proceso de modernización ferroviaria, que mejorará la calidad de vida de las personas, así como la experiencia, aumentando la capacidad de los servicios” que brinda el estatal Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), dijo el presidente costarricense Carlos Alvarado, quien acudió al puerto para recibir las unidades de transporte.

Durante los próximos días los trenes serán trasladados por tierra a los talleres del estatal Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), en donde deberán cumplir un protocolo de revisión y pruebas para determinar que hayan llegado en perfecto estado.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Cada uno de estos trenes tiene una longitud de 38 metros, motores alemanes de alta tecnología que contaminan un 90 % menos que los trenes actuales y tienen una capacidad de 372 pasajeros, aire acondicionado, asientos preferenciales y espacio para dos sillas de ruedas por unidad, explicó el Gobierno.

Las unidades cuentan también con un sistema de información para el pasajero que incluye visualización de datos mediante pantallas LED y avisos sonoros, así como doble ventana de policarbonato y vidrio para una mayor resistencia a impactos.

El Gobierno de Costa Rica lleva adelante un plan para potenciar el transporte público del tren que incluye la renovación de las unidades que actualmente prestan el servicio en el área metropolitana entre las ciudades de San José, Heredia, Cartago y Alajuela, las principales del país.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El gran proyecto del Gobierno del presidente Carlos Alvarado es la construcción de un tren eléctrico en el área metropolitana con un recorrido de 73 kilómetros, valorado en 1.200 millones de dólares, y cuyo financiamiento estaría en un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica y participación de empresas privadas.

Sin embargo, esta iniciativa se encuentra estancada, pues la oposición política no le ha garantizado su apoyo al préstamo de 550 millones de dólares del BCIE en un contexto de problemas fiscales agravados por la pandemia de la covid-19.