EFE.- El Gobierno de Guatemala rechazó este lunes la “falta de cumplimiento” por parte de las autoridades hondureñas con los acuerdos alcanzados para frenar y disuadir una caravana migrante que ingresó al país entre el viernes y sábado.

Guatemala aseguró mediante un comunicado de prensa que hubo al menos tres reuniones de coordinación “en las cuales participaron misiones diplomáticas de Honduras, El Salvador, México y Estados Unidos”, además de agencias internacionales, para abordar “el tema migratorio”.

El Gobierno guatemalteco, que desde hace un año lidera Alejandro Giammattei, recordó que entre los compromisos de Honduras y demás participantes de las reuniones estaba “apoyar en el objetivo de disuadir, atender y retornar de manera segura a las personas que quisieran formar parte de dicho flujo masivo de personas”.

La nota de prensa agregó que, mediante el Instituto Guatemalteco de Migración, el país centroamericano presentó la llamada “Estrategia para la caravana del 15 de enero 2021” con el objetivo de enfrentar su avance.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El Instituto Guatemalteco de Migración aseguró este lunes que más de 1.800 migrantes que integraban la masiva caravana que salió la semana pasada de Honduras hacia Estados Unidos han sido retornados a su país en los últimos días de forma obligatoria.

Además de los 1.726 migrantes hondureños que en total han sido devueltos a su país por Migración guatemalteca, hay otros 96 salvadoreños y cinco nicaragüenses que fueron remitidos por parte de dicha autoridad migratoria.

De los migrantes centroamericanos retornados a su país, al menos 338 son menores de edad, puntualizó la entidad migratoria en su informe diario de la situación de la caravana formada el pasado 15 de enero y que cruzó a Guatemala por la frontera de El Florido.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Ninguno de los niños atendidos por las autoridades guatemaltecas ha sido un menor sin acompañar, aclaró la entidad migratoria, que también descartó que alguno de los integrantes de la caravana haya solicitado refugio en el país centroamericano.

Este lunes las fuerzas de seguridad de Guatemala disolvieron a la fuerza a la caravana de más de 6.000 hondureños que buscaban llegar a EE.UU. y que se encontraban varados en el departamento de Chiquimula, 177 kilómetros al este de la Ciudad de Guatemala.

Honduras, por su parte, exhortó el domingo al de Guatemala a investigar la represión de cuerpos de seguridad de ese país contra miles de hondureños que intentan llegar a Estados Unidos de manera ilegal, tras un enfrentamiento en horas de la mañana cuando la caravana quiso avanzar en Chiquimula.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook