X
BREAKING
Bitcoin en El Salvador: Mitos y realidades

Por Frederic Emam-Zadé Gerardino

Desde el año 2020 y por causa de la pandemia, se está observando cómo el péndulo de la libertad se está moviendo hacia el sacrificio de las libertades individuales de los pueblos a cambio de la protección de sus gobiernos y las grandes empresas farmacéuticas.

Los pueblos esperan que las farmacéuticas, con apoyo de los gobiernos, les suplan las vacunas contra el virus; mientras esperan que los gobiernos les suplan subsidios temporales para cubrir ciertas necesidades para sobrevivir y superar los peores momentos de la pandemia.

En medio de esta pandemia y causada por la misma emerge una bifurcación visible entre el camino hacia la dictadura versus el camino hacia la democracia.

¿Cuál camino tomaremos?

Sabemos que usualmente las elites y los poderes fácticos se sienten más cómodos con los líderes políticos manipulables que con los líderes autoritarios, pero que con el tiempo tienden a apoyar la transformación de los líderes blandos en líderes duros y su perpetuación en el poder; moviendo así el tránsito político desde la democracia hacia la dictadura.

En estos tiempos de incertidumbre, riesgo, miedo y hasta pánico, los pueblos en su mayoría, demandan la protección y seguridad que les ofrecen los líderes duros. En tiempos más normales sucede usualmente lo contrario: A medida que los pueblos crecen económicamente y se empoderan políticamente, prefieren a los líderes blandos que los dejen empoderarse; moviendo así el tránsito político de la dictadura a la democracia.

El movimiento del péndulo de la libertad entre la democracia y la dictadura depende pues, entonces, de la dinámica del balance del poder entre dos fuerzas:

La fuerza de una mayoría del pueblo, ahora temeroso, que prefiere a los líderes duros y paternalistas que le cubra sus necesidades por un lado y por otro lado, otra mayoría del pueblo que prefiere que los dejen trabajar para solucionar sus problemas sin las restricciones impuestas por los gobiernos; estos prefieren por ende a los líderes blandos.

La otra fuerza es la de la minoría elite y los poderes fácticos, arriba mencionada, que ya tienen su necesidades vitales cubiertas y que prefieren a los líderes blandos que ellos puedan manipular y perpetuar en el poder; ya sea mediante un caudillo o un partido único en el poder.

El futuro post-pandemia

Existe una creencia cada vez más popular de que el péndulo de la libertad seguirá moviéndose desde la democracia hacia la dictadura en muchos países y que en consecuencia emergerán muchos más gobiernos autoritarios que los que hay ahora; pero olvidan la ley universal de que toda acción genera una reacción.

La Tercera Ley de Acción y Reacción de Newton afirma que si un cuerpo A ejerce una fuerza (llamada acción) sobre otro B, éste último (B) ejerce otra fuerza (llamada reacción) de igual magnitud (valor) y dirección pero de sentido contrario sobre el primero A.

Por ejemplo, cuando tiras una pelota contra una pared ejerces una fuerza (acción) sobre ella y la pared ejerce otra fuerza (reacción) sobre la pelota de igual magnitud y dirección, pero en sentido contrario.

Esta ley emerge de la Física Newtoniana pero no está limitada solamente a la física, también se observa en la biología, la química, así como en la conducta humana individual ya sea en su dimensión social, económica, política y en está nueva revolución tecnológica, también se observa en la tecnología y su relación con los pueblos, empoderándolos ante el gobierno.

No es una coincidencia que durante la pandemia se haya observado un acelerón imprevisto en la digitalización del ambiente social, laboral, en la educación y la salud, precisamente causado por la demanda de los usuarios de soluciones a algunos problemas causados por la pandemia y la oferta de suplidores de soluciones digitales a esos problemas.

De una manera similar, podemos esperar que luego que termine la pandemia, el péndulo de la libertad se devuelva del punto de mínima libertad a donde llegue y que el mundo post-pandemia sea un mundo de muchas más libertades individuales para el ser humano, que antes de la pandemia.

Incluso pensadores tan diferentes cómo Slavoj Žižek y Yuval Harari coinciden en que estamos dando un salto evolutivo hacia el post-humanismo gracias a la pandemia y los avances tecnológicos que está generando.

El dominicano Fréderic Emam Zadé es futurista, identifica oportunidades de negocios y propone soluciones a crisis.

Twitter

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.